IU Valladolid critica la aportación de un millón al Real Valladolid

María Sánchez y Manuel Saravia, de IU Valladolid. BORIS GARCÍA

También se ha criticado el pago de una cantidad cercana a los 500.000 a la empresa Corsán, quien iba a construir el parking de La Antigua antes de que el Ayuntamiento se echara atrás.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha criticado este lunes la aportación económica prevista por el Presupuesto municipal de 2015 a favor de la Fundación Real Valladolid por un total de 943.008 euros así como la previsión de que sea necesario abonar a la empresa Corsán-Corvián, adjudicataria del aparcamiento de La Antigua una indemnización de en torno a 500.000 euros para rescindir el contrato.

 

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes de IU han señalado que en la comisión informativa de los Presupuestos 2015, se ha conocido la intención del Equipo de gobierno municipal de realizar una aportación económica a la Fundación Real Valladolid por valor de 943.008 euros, a los que habría que sumar los 84.000 euros correspondientes al torneo anual de fútbol.

 

De tal forma, considera IU, se integraría así al grupo de clubes de élite que están subvencionados por el Ayuntamiento. Además, ha añadido el "agravante" de que se pretende con esta propuesta "recuperar todo lo que no ha recibido" en años anteriores porque incumplía los requisitos legales fijados por el equipo de Gobierno en materia de subvenciones a los clubes deportivos (estar al día con Hacienda y con la Seguridad Social), ya que el Real Valladolid se encontraba hasta hace unos meses en proceso concursal de acreedores.

 

IU se ha preguntado "qué sentido tiene que a los clubes se les pongan normas para dejar de recibir dinero público, si no se garantizan determinadas condiciones, cuando al final, es sólo cuestión de tiempo poder recibirlo", al tiempo que han recordado que ese trato no se da en "las ayudas a las pequeñas empresas, en las economías domésticas o en las pequeñas deudas que adquieren las familias".

 

Asimismo, han añadido que el Ayuntamiento de Valladolid "ha perdido recientemente 1,8 millones de euros que depositó de forma temporal para pagar el canon de participación en la liga ACB por parte del Club Baloncesto Valladolid".

 

IU ha advertido de que "este entramado de ayudas a los clubes de élite se encuentra revestido de la más absoluta opacidad", pues reprochan que "no existe ninguna comisión municipal en la que el alcalde o el equipo de Gobierno del PP, informe de los extraños avatares que están sufriendo los recursos de todos los vallisoletanos, en el ámbito del deporte de élite".

 

En definitiva, IU considera que "no es de recibo esta forma de actuar", porque el Ayuntamiento prevé aumentar su endeudamiento en 15 millones, lo que creen que "obligará a evitar multitud de gastos e inversiones". En segundo lugar, han interpretado que se trata de una cantidad exagerada, similar al millón de euros que "ha dejado de dedicarse a la Ayuda a domicilio".

 

Por otra parte, tras asistir a la comparecencia del concejal de Seguridad y Movilidad, Manuel Sánchez, han explicado que se mantiene una negociación con la empresa Corsán-Corvián, adjudicataria del aparcamiento de La Antigua para rescindir el contrato, que, según IU, "le costarán al Ayuntamiento del orden de medio millón de euros", en lo que califican de "otro desastre más en la gestión de la movilidad y el urbanismo de la ciudad, que no acaba de sumar fracasos con un coste económico elevadísimo".

 

Según afirman que ha explicado el edil, la rescisión de la concesión que se negocia implicará, en principio, el pago de las catas realizadas (por el que la empresa reclama del orden de 400.000 euros), el coste del proyecto técnico y otros gastos de los que no se ha ofrecido información, pero que permiten estimar un coste total cercano al medio millón de euros para finalmente no tener nada.

 

"Había un jardín junto a la iglesia y vuelve a haber otro jardín similar junto a la iglesia, y para ello habrá que pagar ese medio millón", han lamentado.

 

Tanto Urbanismo como Movilidad, a juicio de IU, por el planteamiento del aparcamiento "ajeno a las cautelas más elementales en zonas históricas", son responsables directos de este nuevo fiasco. Pero han recalcado que consideran al alcalde, Francisco Javier León de la Riva, como "responsable último".

 

"Habrá que hacer las cuentas globales de las pérdidas derivadas de una muy mala gestión, llena de agujeros, con importantísimas pérdidas económicas, que deja en muy mal lugar a quien presume de lo contrario", han concluido.