IU Valladolid acusa a Cantalapiedra de culparles por la suspensión de Pingüinos para esconder su "nefasta gestión"

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha acusado a la concejal de Cultura y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, de tratar de culpar a esta formación política del "fiasco" de la concentración motera Pingüinos con el fin de eludir su responsabilidad, "que le corresponde por entero, y su "nefasta gestión".

  

 

"Sin prueba alguna, ha llegado a acusar de la suspensión a IU, instando a hosteleros y comerciantes que pidan cuentas a nuestro grupo, que según ella es quien ha paralizado la concentración", censura el grupo que lidera Manuel Saravia.

 

Pese a ello, IU recuerda, a través de un comunicado, que a pesar de que se sabía desde hace cinco años que no podía mantenerse la concentración en los pinares de Puente Duero, no se hizo nada por buscar un emplazamiento alternativo.

 

De hecho en marzo de este mismo año el alcalde y la propia Cantalapiedra se manifestaban "por la continuidad de Puente Duero", al tiempo que cuando se aprobó una modificación presupuestaria en junio de 2014, en la que se incrementaron las inversiones en 10 millones de euros, no se incluyeron las obras de la parcela de la antigua Hípica militar, que sólo se aprueban en el mes siguiente, una vez que se renuncia a la construcción de un nuevo Centro Joven en la calle Olmo, aprovechando ese presupuesto.

 

Además, sostiene que en ningún momento se pidió informe escrito a la Junta de Castilla y León sobre la legalidad de los usos de acampada en el pinar próximo a la Hípica. Las obras de la parcela de la Hípica, asimismo, no se han contratado aún y tienen un plazo de ejecución de 90 días, con lo que era imposible que estuviesen en la fecha prevista de la concentración.

 

"La gestión no ha podido ser peor. Ha habido absoluta imprevisión, hasta el mes de julio de este mismo año se ha seguido insistiendo en el emplazamiento de Puente Duero, al que se ha renunciado tras las reiteradas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León proclamando de nuevo su ilegalidad", resume IU, que añade que  cuando se ha iniciado el acondicionaminto de la parcela de la antigua Hípica se ha hecho "tarde, mal, atropellada y desordenadamente, y sin dar la cara".

 

En medio de ese "caos administrativo", IU asegura que cuando el equipo municipal ha visto que no podían llegar a tiempo y que no tenía ninguna garantía legal, "en lugar de manifestar honradamente la situación y asumir la responsabilidad", Mercedes Cantalapiedra, con el respaldo del alcalde, ha preferido cargar contra el Grupo Político de IU.

 

Así las cosas, el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha denunciado el carácter "sucio y avieso" de las declaraciones de Cantalapiedra, acusando de la suspensión a IU. "En política no vale todo, e intentar culpar a otros de la propia responsabilidad e incompetencia sin prueba alguna es actuar con unas pautas inaceptables", concluye.