IU solicita que Valladolid sea inscrita en la AICE para impulsar políticas educativas

El concejal de Valladolid Toma la Palabra, Alberto Bustos, en primer término, con María Sánchez y Manuel Saravia de fondo. BORIS GARCÍA

Según el Grupo Municipal, hay que impulsar las políticas educativas de responsabilidad municipal "tan escasamente consideradas" en los últimos años.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha remitido a la Comisión de Cultura, Bienestar Social y Participación una propuesta para que la ciudad sea inscrita en la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE) para impulsar las, a su juicio, políticas educativas de responsabilidad municipal "tan escasamente consideradas" en los últimos años y, de esta manera, participe "activamente" en el congreso que tendrá lugar el próximo mes de noviembre en Barcelona.

 

Además, ha solicitado que en dicha Comisión se solicite al Pleno la modificación de la distribución de las competencias municipales, de forma que se agrupen en una sola concejalía las de educación, habida cuenta de que en la actualidad "se encuentran dispersas nada menos que en cuatro diferentes, "lo que impide" llevar a cabo una política municipal "integral sobre esta importantísima materia", ha indicado IU en un comunicado recogido por Europa Press.

 

AICE, de la que forman parte casi 500 ciudades de todo el mundo, busca la colaboración entre las ciudades miembros para aplicar la Carta de Ciudades Educadoras, un documento que reclama la importancia de la educación en la ciudad y pone de relieve las vertientes educativas de los proyectos políticos de las ciudades asociadas.

 

Así, AICE se propone desarrollar todas las potencialidades educativas que alberga la ciudad. Por su parte, el Banco de Experiencias de la Asociación recoge más de mil experiencias de las ciudades miembro, que ilustran diversas formas de concretar los principios de la Carta.

 

Esta Asociación tiene sede en Barcelona y son miembros de ella las ciudades de Dakar (Senegal), Rosario (Argentina), Quebec (Canadá), Helsinki (Finlandia), Adelaida (Australia) o Munich (Alemania), además de más de un centenar de españolas como Valencia, Vitoria, Madrid, Málaga, Burgos, Pamplona o la citada Barcelona.

 

CONTRA LA DISPERSIÓN

 

Del mismo modo, IU propone corregir "la grave dispersión" de las competencias de educación que se ha establecido a lo largo de esta legislatura en el Ayuntamiento. Ya que, aunque "formalmente" recaigan en la Concejalía de Atención y Participación Ciudadana, parte de esas competencias se llevan desde la Concejalía de Bienestar Social y Familia, como es el caso de la educación infantil y la de adultos; otra parte en la de Hacienda, todo lo relacionado con deporte escolar, y una parte más desde la de Cultura.

 

El grupo liderado por Manuel Saravia entiende que "no hay ninguna posible justificación para esta desintegración total de las competencias de educación" y recalca que se trata de "un disparate organizativo" que es necesario remediar "urgentemente" si se quiere llevar a cabo una política "coherente y responsable" en esta materia.