IU solicita mejoras en el borrador del II Plan contra la Violencia de Género

El Grupo Municipal Izquierda Unida en rueda de prensa. ALBA CAMPO

IU recalca las carencias del borrador del II Plan contra la Violencia de Género que no contiene un análisis de la situación real ni una cobertura presupuestaria.

El primer Plan del Ayuntamiento contra la Violencia de Género fue de 2009 a 2012. Al no haber un nuevo plan desde esa fecha, el existente se prorroga. De esta manera, desde el año 2009 no ha habido un nuevo diagnóstico de la situación real de las mujeres maltratadas.

 

El Grupo Municipal Izquierda Unida solicita un análisis para el II Plan y recalca las carencias del borrador que ha presentado el Ayuntamiento de Valladolid. “El borrador no analiza la situación real de las mujeres maltratadas, tampoco valora el impacto de las políticas llevadas a cabo para saber si son efectivas ni presenta el marco presupuestario adecuado”, explica Manuel Saravia.

 

Alberto Bustos, por su parte, analiza las diferentes líneas en torno al II Plan contra la Violencia de Género, “no se ha encuestado directamente a las víctimas, tampoco se incorpora el ámbito empresarial para facilitar una inserción laboral, ni se diseña un Plan Global de Comunicación, pues no basta con campañas aisladas y la evaluación de la situación debe ser cualitativa”.

 

El presupuesto del I Plan ascendía a 460.000 euros pero este borrador no cuenta con una cobertura presupuestaria. “No se tiene financiación suficiente”, afirma el grupo municipal, que considera que el marco presupuestario “debe crecer”. En el último pleno, IU propuso al Partido Popular un aumento de dicho presupuesto que según el propio grupo municipal fue aceptado por el equipo de gobierno “aunque no dieron una cifra definitiva”.

 

María Sánchez, de IU, pone sobre la mesa tres propuestas para mejorar dicho borrador. Primero, la elaboración de una guía de apoyo a las víctimas que recoja todos los recursos con los que cuentan.

 

En el partido también abogan por dar cobertura a la situación apoyándose en las nuevas tecnologías. Proponen dar crédito a las asociaciones de apoyo a través de la web así como medidas y talleres de sensibilización contra el ciber-acoso. Como última idea, apuestan por una asistencia directa a las víctimas y una actualización de los recursos.

 

En Izquierda Unida se muestran seguros y confían en que sus propuestas sean aceptadas por el Equipo de Gobierno.