IU propone que la nueva Ordenanza permita circular en bici por algunas calles peatonales

Valladolid inaugura su nuevo sistema de préstamo de bicicletas./ BORIS GARCÍA

Desde Izquierda Unida se considera necesario que los menores de 16 años peudan circular por als aceras, así como las bicicletas que transporten bebés o niños en sillas homologadas.

El Grupo Municipal de IU en el Ayuntamiento de Valladolid ha propuesto, en su documento de alegaciones a la Ordenanza Ciclista, que en determinadas calles peatonales de la capital se permita la coexistencia o convivencia entre peatones y bicis, con el objetivo de mejorar el texto inicialmente aprobado.

  

La formación que lidera Manuel Saravia, de entre el decálogo que conforma su propuesta, destaca que en el artículo 1.1 de la Ordenanza, en lugar de establecer que se tendrá que circular "obligatoriamente" por la calzada, se diga "preferentemente".

  

Y es que se da la circunstancia de que la redacción original de la ordenanza presentada en el Consejo de Movilidad sí apostaba por la convivencia de la bici en zonas peatonales. Así, IU recuerda que ciudades como Zaragoza habían abierto ese camino, si bien su ordenanza está recurrida y el TS ha prohibido la circulación por aceras.

  

Sin embargo, el grupo de IU ve razonable explorar la circulación en vías peatonales anchas, limitando la velocidad pero viendo que hay zonas en las que caben peatones y ciclistas sin problema, teniendo en cuenta los horarios. "¿Por qué camiones pueden pasar por la calle Santiago a determinadas horas y ciclistas no?", se pregunta Saravia, que por ello  plantea que desde el Gabinete de Movilidad se estudie y se contemple que en zonas peatonales anchas se pueda circular en bicicleta en determinados horarios en los que no haya masificación de circulación peatonal.

  

De la misma manera, se propone que los menores de 16 años puedan circular por las aceras, así como que las bicicletas que trasportan bebés o niños y niñas en sillas homologadas también puedan hacerlo en lugares no masificados.

  

Respecto del artículo 1.2, la ordenanza establece que las bicicletas deberán "obligatoriamente" circular por los carriles reservados para las bicicletas, y es ahí también donde IU propone se diga "preferentemente", máxime cuando, tal y como advierte, hay zonas de muy difícil incorporación y tramos de carriles inconexos en la ciudad, por lo que sería más sencillo que ciclistas que utilizan normalmente la bicicleta para sus desplazamientos diarios puedan ir por la calzada aunque haya carril bici señalizado, sin que esto entorpezca el tráfico rodado.

  

Las alegaciones incluyen la necesidad de hacer referencia en el texto a las zonas de tráfico lento (zonas 30) efectivas o que se pondrán en marcha. Recuerda que en enero de este año se aprobó la puesta en marcha de zonas 30 a propuesta de IU y ello no se concreta en la ordenanza. Paralelamente, en su opinión habría que actuar también porque en la mayoría de itinerarios ciclistas se alternan tramos aislados de carril-bici, con la incorporación a vías rápidas o peligrosas, lo cual disuade a mucha gente de usar la bicicleta u obliga a subir a las aceras por miedo.

 

INCREMENTAR APARCAMIENTOS DE BICIS

  

Asimismo, proponen incrementar los puntos específicos de aparcamiento de bicicletas, ya que en la ordenanza no se dice nada al respecto y a la vez es "demasiado restrictiva" sobre los lugares donde se podrá estacionar, al tiempo que plantea la creación de una Oficina de Movilidad Ciclista encargada de articular el diálogo con las personas que usan la bici y sus colectivos, de promocionar su uso y de impulsar medidas desde el Ayuntamiento para favorecerlo.

  

Además, desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida mostramos preocupación por dos ausencias significativas del texto de la ordenanza. En primer lugar, no aparece el régimen sancionador que correspondería a las conductas no permitidas por esta norma. Una regulación especialmente punitiva podría provocar que se desincentivase el uso de la bicicleta. Es necesario que aparezca en el texto por seguridad jurídica, la seguridad de que se conoce, o puede conocerse, lo previsto como prohibido, ordenado o permitido por el poder público.

  

También ve necesario hacer referencia expresa a la conexión de la ciudad de Valladolid con el alfoz para favorecer fórmulas de transporte intermodal que combinen el desplazamiento desde los municipios cercanos con el uso de la bicicleta en la propia ciudad, y, por último, aboga por  realizar una campaña de información ciudadana sobre el texto aprobado para que la convivencia en las calles entre ciclistas, peatones y conductores sea la mejor posible.