IU propondrá reforzar la revisión del arbolado tras la caída de algunos ejemplares en las últimas semanas

IU ha apuntado que Parques y Jardines tiene un listado de los 500 árboles con mayor peligro de caída, pero a la vista de que desde hace algunos años muchos de los episodios de fuertes vientos acaban con la caída de algún árbol, "debe reconocerse que el sistema de vigilancia no ofrece suficientes garantías".

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en Valladolid registrará este lunes una solicitud para que desde el Servicio municipal de Parques y Jardines se refuerce la revisión sistemática del estado de los árboles de mayor porte, o que por otras razones (inclinación, peso de la copa, oquedades, suelo) tienen más probabilidades de caer ante un vendaval, "y que por su situación resultan más peligrosos".

  

Según ha afirmado la coalición en un comunicado recogido por Europa Press, en Valladolid hay varias decenas de miles de árboles plantados de distintas especies, edad y estado, distribuidos en parques, jardines y espacios públicos.

  

En este sentido, IU ha apuntado que Parques y Jardines tiene un listado de los 500 árboles con mayor peligro de caída, pero a la vista de que desde hace algunos años muchos de los episodios de fuertes vientos acaban con la caída de algún árbol, "debe reconocerse que el sistema de vigilancia no ofrece suficientes garantías".

  

La coalición ha recordado el "fortísimo" vendaval del 15 de enero de 2010, que concluyó con la caída de árboles en el Paseo de Isabel la Católica y una veintena de calles más. Y más recientemente los "peligrosísimos" desplomes de la calle Doctor Villacián de enero de 2014, cuando un pino de veinte metros cayó el 20 de enero a los pies de un autobús urbano, el cuarto que caía en ese mismo mes en la misma calle.

  

Pero es que el pasado 25 de marzo, ha continuado el comunicado, cayeron árboles en las calles Urano, Joaquín Velasco Martín o Glorieta del Descubrimiento y el pasado 9 de julio, un pino de más de cinco metros se desplomó sobre un bloque de viviendas del 29 del Octubre, en el número 40 de la calle Cigüeña, sobre una pequeña acera. "Aunque afortunadamente no ha habido heridos, el riesgo de accidentes se evidencia con cada caso de caídas incontroladas", ha aseverado.

  

Por ello, el Grupo ha incidido en la necesidad de reforzar el trabajo de la brigada de Parques y Jardines para "garantizar al máximo posible" que no vuelvan a producirse ese tipo de incidencias.