IU pregunta al secretario municipal por la aplicación del Reglamento y presentará una moción

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento ha presentado esta mañana varias preguntas al secretario general del Ayuntamiento, Valentín Merino Estrada, sobre la aplicación del reglamento municipal en el caso de la negativa a facilitar información sobre el avance de la revisión del Plan General de Ordenación de Urbana (PGOU).

Según han informado fuentes de IU, quieren saber "en qué artículo del Reglamento Orgánico" se recoge la posibilidad de una "suspensión cautelar" de información a un Grupo municipal, como aseguró este miércoles la concejal de Urbanismo y Vivienda, Cristina Vidal, durante el Consejo de la Gerencia de Urbanismo que había decretado el alcalde.

  

En el comunicado, IU explica que en la reunión de este miércoles la edil se negó a facilitar al grupo político un informe sobre el aprovechamiento urbanístico de la transformación del Colegio Hijas de Jesús, para lo que aludió a esa suspensión cautelar.

  

Debido a que aseguran que el secretario municipal "asintió" tras la afirmación de la concejal, esperan que se aclare si la decisión está justificada y los aspectos que considera el Consistorio que se han vulnerado del "deber de guardar reserva" en el envío de cartas que está en el origen de la "suspensión cautelar".

  

El Grupo de Izquierda Unida había remitido, según fuentes municipales, en torno a un centenar de cartas a ciudadanos y empresas que habían presentado alegaciones a la revisión del PGOU, lo que puede suponer una utilización irregular de la información de la que disponen los concejales de la corporación.

  

Por otra parte, el mismo Grupo ha presentado una moción al próximo Pleno, que se celebrará el próximo lunes, 1 de julio, que tiene que ver con la polémica sobre la información del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Planteada como 'Moción para debatir sobre el modelo de ciudad en un momento crítico del proceso de revisión del PGOU', pretende valorar de forma muy negativa el proceso de participación llevado hasta ahora, del que el propio equipo redactor ha dicho que "es objetivo afirmar que la participación fue escasa".

  

Asimismo, ya que IU considera que "no se ha producido aún ningún debate sobre el modelo de ciudad, y que hay temas urbanísticos esenciales que no pueden definirse unilateralmente", reclamarán la apertura de un proceso de debate serio sobre la cuestión con las entidades, asociaciones y, en general, ciudadanos y ciudadanas de Valladolid.

  

Como acuerdo se propone la organización, "con urgencia, de una serie de debates sobre el modelo de ciudad en los que participen las instituciones, entidades, organizaciones y asociaciones relacionadas de algún modo con la definición de la ciudad, supliendo las inmensas carencias que ha habido hasta ahora".