IU pone en cuestión el interes del PP por el legado judío de Ávila

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha puesto en cuestión, a través de una nota de prensa, "el recién e inusitado interés por el legado judío de Ávila del que ahora quiere hacer gala el Partido Popular públicamente ante su presidencia de la Red de Juderías". 

Así ha reaccionado la coalición de izquierdas, encabezada por su portavoz en el Ayuntamiento de Ávila, Montserrat Barcenilla, tras las declaraciones del alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, en las que aseguraba que no dejarían pasar el tren de la presidencia de la red para aprovechar el legado judío de la ciudad.

 

Recuerda Montserrat Barcenilla que “el pasado mes de noviembre planteamos en el seno del pleno municipal, a través de una moción, la puesta en valor de la necrópolis judía aparecida en las inmediaciones de La Encarnación”, un interés “que entonces no mostró la formación de derechas, que rechazó el texto que planteamos y optó por pasar la pelota a la Junta de Castilla y León y dar por buena la pasividad y dejación de una administración que únicamente pretende colocar un hito en las inmediaciones del mismo”. Un hecho que, según IU, "imposibilitará a la ciudad aprovechar patrimonial y turísticamente unos restos de especial valor”, lo que hace que para Izquierda Unida “el Partido Popular esté absolutamente desautorizado para hacerse valedor y defensor del legado judío de la ciudad”.

 

Y es que para la formación de izquierdas “estamos ante un nuevo ejemplo de propaganda política de una formación que, desgraciadamente, ya nos tiene acostumbrados a lavados de imagen que nunca llegan a concretarse”. Recuerda con ello la portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila el anunciado proyecto de desarrollo de un jardín musulmán en una parcela municipal situada en San Nicolás, un proyecto que incluía la rehabilitación de la noria medieval y la conversión de los restos encontrado en zona visitable. “Un proyecto que llegó a contar en 2006 con una partida presupuestaria, según llegó a confirmar públicamente el Equipo de Gobierno del Partido Popular, pero que quedó en el olvido por la ausencia de la definitiva ayuda de la Junta de Castilla y León, que nunca llegó ni en la que se insistió”.