IU pide una solución para los vecinos que pagaban el IBI en dos plazos y este año, sin avisar, se les ha cobrado todo

El Grupo Municipal ha pedido a la alcaldesa accidental, Mercedes Cantalapiedra, que dé una solución a quienes venían abonando el IBI en dos plazos y se han visto sorprendidos este año con el cobro completo del impuesto en este mes de junio, sin aviso previo.

Según informó IU en un comunicado, la "confusa situación" deriva de la aplicación de la nueva normativa sobre Gestión, Liquidación, Recaudación e Inspección, aprobada el 11 de septiembre de 2012, que introduce la denominada Cuenta Tributaria Municipal, y que implica el pago del conjunto de los tributos municipales en doce mensualidades.

 

"Con esta nueva ordenanza también se anuló la posibilidad del pago fraccionado en dos plazos: el 65 por ciento en junio y el 35 por ciento en noviembre", han recordado las mismas fuentes antes de añadir que no se permite aplicar a quienes deban satisfacer al Ayuntamiento un importe total inferior a los 300 euros anuales, "que hasta ahora podían abonarlo de dos veces y desde este año han de hacerlo de una sola vez".

 

"Pero es que, además, siguiendo la práctica de no informar adecuadamente a la población afectada por sus decisiones, hay quien ha visto con sorpresa cómo este año se le ha cobrado el IBI de una sola vez, en junio, cuando en años anteriores lo hacían de dos veces, y sus previsiones económicas no contemplaban ese cobro tan abultado", ha destacado el Grupo antes de advertir de que hay quien no tenía fondos suficientes en la cuenta "y han visto cómo se ha devuelto el recibo o han entrado en números rojos".

 

En este sentido, Izquierda Unida ha recordado que el artículo 17 de la Ordenanza Fiscal reguladora del IBI de 2012 establecía que este sistema de dos plazos "tenía validez por tiempo indefinido en tanto no existiera manifestación en contrario por parte del sujeto pasivo y no dejasen de realizarse los pagos" pero que fue derogada a finales del año pasado por la aprobación de las ordenanzas fiscales correspondientes a 2013.

 

A su juicio, "no es admisible" esta "nueva desconsideración" con los contribuyentes "y no tiene justificación que a las personas que venían fraccionando el IBI en dos plazos no se les haya informado en su domicilio de que su situación iba a cambiar".

 

Esta circunstancia es especialmente perjudicial para quienes tienen más problemas para informarse o para quienes tienen una deuda tributaria inferior a los 300 euros, por lo que el equipo de Gobierno "debe dar una solución a estos casos, ya que no han sido informados convenientemente como contempla el artículo 14 de la Ordenanza general de gestión, liquidación, recaudación e inspección de los tributos".