IU pide al alcalde "rigor" y "respeto" a los plazos de ejecución del Plan General de Ordenación Urbana

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha pedido al alcalde, Francisco Javier León de la Riva, "rigor" y "respeto" a los plazos de ejecución del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) después de haberse vencido "largamente" el tiempo establecido para hacerlo ya que finalizó el pasado 1 de julio.

IU no cree "válidos" los motivos con los que el Gobierno Municipal justificaba estos retrasos puesto que uno de ellos era el "colapso" de trabajo ordinario de los funcionarios municipales, ocupados en el soterramiento, algo en lo que "no sólo no se ha avanzado" sino que se contrató a un consejero técnico externo.

 

Asimismo, la empresa Prointec S.A. se comprometió a reducir a 14 los meses contemplados su ejecución y "tampoco se ha cumplido".

 

La concejal de Izquierda Unida María Sánchez ha recordado que cuando salió el concurso, la empresa encargada de hacer el Avance se comprometió a realizarlo en cinco meses frente a los seis que figuraban en las bases de dicho concurso, por lo que, como consecuencia de la adjudicación, otros equipos "quedaron fuera". En opinión de Izquierda Unida, de haberse sabido que ese "mejor plazo" no iba a aplicarse en el caso de Prointec S.A., la concesión podría haber sido otra y la ciudad "se hubiera ahorrado entre 71.186 euros y 93.559 euros".

 

LA ACTITUD DE VIDAL, UNA "FALTA DE RESPETO"

 

Por otro lado, tampoco consta que el plazo se haya ampliado y, al pedir explicaciones del retraso a la concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, en el pleno de julio, ésta se escudó en las "numerosas" sentencias de los tribunales "contrarias" a la política urbanística municipal, por lo que IU cree que esos "contratiempos" tenían que haberse incluido en el expediente.

 

Sánchez ha explicado que cuando pidieron a Vidal que señalase una fecha "concreta" en que debería entregarse el documento, ésta se negó "rotundamente", acto que consideran una "falta de respeto" hacia la ciudadanía.

 

Por todo ello, el Grupo Municipal de IU ha pedido a la Secretaría General del Ayuntamiento que informe de si es obligatorio o no que el equipo de Gobierno dé a conocer la fecha "exacta" de entrega de los documentos y de si bastan las comunicaciones internas entre la Concejalía y el equipo redactor para que se alarguen "indefinidamente" los plazos de entrega o si debería constar en documentos oficiales en el expediente.

 

También pedirá conocer si el equipo redactor ha incumplido el contrato y la Concejalía, sus obligaciones de informar "debidamente" al resto de grupos municipales.

 

Por su parte, el portavoz de IU Valladolid, Manuel Saravia, ha señalado que la ejecución del PGOU "no se puede llevar entre un grupo de amigos" y ha pedido al alcalde que "se implique" y que aumente el ritmo de actuación para que se cumpla la función "democrática" implícita en el cumplimiento de los plazos.