IU llevará a la Comisión sobre Prostitución nueve puntos de partida para el debate municipal en esta materia

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid presentará en la Comisión sobre Prostitución constituida en el Consistorio para centrar la intervención municipal sobre este asunto en los derechos de las personas que la ejercen.

Según han explicado los concejales de Izquierda Unida, se trata de establecer un punto de partida del debate municipal de la prostitución que tendrá lugar en el seno de la Comisión creada al efecto hace unas semanas y compuesta por cuatro concejales del equipo de Gobierno y dos ediles de PSOE e IU.

 

Izquierda Unida se ha reunido, durante estas semanas, con colectivos de mujeres, vecinales y que trabajan en la atención sociosanitaria de personas que ejercen la prostitución para crear un marco de trabajo en un tema "complejo" y de las que surgieron una serie de propuestas que se llevarán a la próxima reunión de la comisión citada, que tendrá lugar en las próximas semanas.

 

En cuanto a la idea apuntada por los miembros del equipo de Gobierno, han considerado "un mal comienzo" el hecho de que se haya hablado de regular esta cuestión en la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, pues afecta a los derechos de personas y considera que el objetivo no debe ser sólo "sacar la prostitución de calles, carreteras y plazas para que no sean visibles", porque "donde se pretende solucionar un problema se crea otro y se obliga a las prostitutas muchas veces a ejercer en peores condiciones de derechos, con un mayor peligro e inseguridad donde son menos visibles".

 

Además, han recordado que la experiencia de ciudades como Barcelona "que han perseguido esta práctica con una ordenanza específica no ha dado los resultados esperados, aparte de haber dejado en un segundo plano los derechos de las personas que se prostituyen".

 

En Valladolid, como han detallado, se debe evaluar la prostitución dentro de "la situación social y urbanística de la zona" a la que se reduce el ejercicio de la misma en la calle, en el entorno del final del paseo de Juan Carlos I y la carretera de Renedo.

 

"Como llevan tiempo reclamando las asociaciones vecinales, es una zona en la que las instituciones no han hecho inversiones suficientes para su desarrollo y para evitar el desequilibrio del Noreste con el resto de la ciudad", han criticado. Por ello, demandan al Ayuntamiento de Valladolid la ubicación en el Plan Parcial Los Santos-Pilarica de un edificio administrativo que actúe como motor de desarrollo social, económico y urbanístico.

 

Por otro lado, plantean aspectos como "tener en cuenta la opinión de las personas que ejercen la prostitución" y que en el trabajo no se las considere "una mera molestia ni se las tome como meras víctimas".

 

En este trabajo, reclaman estudiar la situación existente en Valladolid ya que hay diversas tipologías de prostitución, pues existen tanto "víctimas de trata, absolutamente esclavizadas" como otras mujeres que ejercen la actividad "de manera voluntaria, entre comillas, aunque sean una minoría". También creen que debe diferenciarse entre personas que ejercen la prostitución durante largos periodos de tiempo y las que se dedican a ello circunstancialmente.

 

También ha apostado por trabajar en la relación de la prostitución con la inmigración irregular. ya que "quien no puede acceder a un trabajo regularizado se ve obligado a confiar en quienes organizan el trabajo negro, explotado, clandestino e, incluso, el trabajo sexual".

 

Otra de las propuestas de Izquierda Unida es realizar un estudio sobre la situación de la prostitución en la ciudad con el trabajo de organizaciones sociales que "conocen la realidad de estas personas", y especialmente a la callejera.

 

RECURSOS PARA LA INTERVENCIÓN SOCIAL

 

Para las personas que se dedican a este trabajo, IU reclama que se pongan a su disposición recursos sociales para que los y las profesionales del ámbito del trabajo y la educación social municipales configuren una red de intervención, ya que en muchos casos "se dan casos de marginalidad extrema por lo que se deben reforzar sus derechos en materia de vivienda, alimentación, sanidad y formación".

 

Sus propuestas destacan el trabajo de las dos organizaciones que trabajan en este ámbito y ha lamentado que "sólo una de ellas recibe una pequeña subvención", por lo que se deberían reforzar esos recursos y evitar que las carencias provoquen que los profesionales de la atención social "no puedan llegar a toda la complejidad que acarrea una intervención de estas características".

 

En definitiva, los concejales de IU han manifestado que "a la hora de abordar esta cuestión como administración pública hay que ser responsables y estudiar la situación en toda su complejidad para dar con una solución razonable", por lo que se han comprometido a seguir el trabajo junto a colectivos sociales sobre la base de estos nueve puntos para buscar una solución que concilie los derechos de las personas que ejercen la prostitución y la vida cotidiana en el barrio.