IU denuncia deficiencias en el Programa de Educación de Personas Adultas en Valladolid

Alberto Bustos y María Sánchez en rueda de prensa. TRIBUNA

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha presentado una propuesta para blindar el programa de Educación para Personas Adultas del Ayuntamiento, vigente desde hace 24 años, por deficiencias. 

Izquierda Unida ha denunciado la existencia de ciertas insuficiencias en el Programa dirigido para la Educación de Personas Adultas, a cargo del Ayuntamiento de Valladolid. En primer lugar, se ha señalado un retraso en el pliego de contratación del programa que cuenta con más de 2.000 usuarios, y a lo que “no se ha dado explicación alguna” por parte de la concejala Rosa Hernández, ha apuntado el concejal de IU Alberto Bustos.

 

En segundo lugar se ha destacado un incremento de personas adultas que, debido a la situación de desempleo, deciden formarse y estudiar en un programa “saturado” donde “hay 150 afectados que no pueden inscribirse”, ha explicado la coordinadora de IU, María Sánchez.

 

A lo que se suma el tercer problema manifestado, pues según ha relevado el Grupo Municipal de Izquierda Unida, “las prescripciones técnicas que el Ayuntamiento marca en el pliego de contratación, eliminan la formación para las pruebas de acceso a grado superior, Universidad, cursos de inglés o de cocina”.

 

En último lugar, Bustos ha advertido de un recorte presupuestario de casi el 18 por ciento, de 374.954 euros en el curso 2013/2014 a 310.000 euros en el próximo curso 2014/2015. A lo que Sánchez ha matizado que en cursos como el de 2011/2012, se destinaban 419.000 euros, máximo presupuesto dedicado a este campo formativo. Y “no es normal que si ahora hay demanda de más alumnos haya menos presupuesto”, ha explicado Sánchez.

 

A juicio de Izquierda Unida, y citando el 'Informe mundial sobre aprendizaje y educación de personas adultas' de UNESCO, “la educación de personas adultas tiene un papel esencial en el desarrollo de la sociedad y la garantía de aprendizaje a lo largo de la vida”.

 

Por todo ello, el grupo de Izquierda Unida ha considerado “imprescindible un acuerdo político en el Ayuntamiento de Valladolid que permita blindar el Programa de Educación de Personas Adultas, dándole el valor social que merece”.  De tal forma, propondrán al resto de Grupos Municipales en la siguiente Comisión: el incremento presupuestario; el compromiso de promoción del programa; la contratación de la prestación con vistas a dos años; el seguro de condiciones laborables dignas y la implicación financiera de otras administraciones públicas.