IU de Valladolid propone un estudio para "reimpulsar" el urbanismo de la ciudad en torno a las plazas

En Valladolid, según IU, se localizan 116 plazas de distinto tamaño un número que para la formación política es "muy escaso".

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha reclamado un estudio de las plazas urbanas existentes y de sus funciones, centrado especialmente en "su carácter civil" como vía para "reimpulsar" el urbanismo de la ciudad.

  

En un comunicado recogido por Europa Press, el portavoz de IU en el Consistorio, Manuel Saravia, ha apuntado que ese estudio "no consta entre los trabajos informativos que se han realizado para el nuevo Plan General de Ordenación Urbana" y , por lo tanto, "está pendiente".

  

En Valladolid, según apunta el comunicado, se localizan 116 plazas de distinto tamaño y función, un número que IU considera "muy escaso" en función de los "estándares recomendados según el número de habitantes" y que "además se encuentran distribuidas de forma muy irregular y desequilibrada".

  

Así, han señalado que en determinados barrios hay varias plazas significativas como Alberto Fernández y Ribera de Castilla en La Rondilla o Del Carmen, Lola Herrera y Rosa Chacel en Delicias, mientras hay barrios "sin plaza", como Puente Jardín o Buenos Aires, otros con pocas, a juicio de IU, como sería el caso de Parquesol, España y "la mayoría de los nuevos barrios".

  

En cambio, en el centro de la capital se cuentan "hasta 30 plazas bien conformadas", incluida la Plaza Mayor que es "la primera y más grande plaza mayor regular que aparece en España", con unas dimensiones de 80 a 86 metros en el lado corto por 124 a 126 en el largo.

  

Pero, a juicio de Saravia, ese conjunto de plazas "no se ha planteado nunca para atender correctamente, en toda la ciudad, a la función urbana básica que este tipo de espacios debería proporcionar", como "lugares abiertos que inviten a la reunión, dispuestos para discutir sobre la cosa pública", como apuntaba José Ortega y Gasset.

  

En este sentido, Saravia ha citado problemas como la "mala distribución, incompleta jerarquización, escaso número, excesivo protagonismo del tráfico rodado en la mayoría, ocupación interior con múltiples artefactos, o el hecho de no acoger nunca actividades de nivel ciudad" que acaban por "presentar el conjunto de las plazas vallisoletanas como un sistema urbano de múltiples carencias".

  

Así, tras el estudio reclamado, se debería realizar, a juicio de IU, un proyecto de intervención, a corto, medio y largo plazo, para conseguir en Valladolid "un esquema de plazas adecuado, que favorezca la democracia urbana" mediante la propuesta de modificación de algunas plazas existentes y creación de otras nuevas que garantice poder contar en la ciudad, bien dispuestas, "al menos con diez plazas de grandes dimensiones y de innegable carácter civil, limpias de artefactos, proporcionadas, dispuestas para acoger grandes encuentros ciudadanos".