IU de Valladolid propondrá en el Pleno recuperar las subvenciones "de antes de los recortes" a asociaciones vecinales

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento defenderá en el próximo Pleno municipal, este martes, 4 de junio, una moción que incluye de nuevo varias medidas para impulsar el asociacionismo y la participación ciudadana como mantener en los presupuestos cuantías para las subvenciones de estas entidades iguales a la que se comprometían con anterioridad a los recortes efectuados en los tres últimos años.

Según han recalcado fuentes de IU  la propuesta parte de la idea de promocionar la participación directa de forma que, "sin renunciar a la elección de representantes, el protagonismo de la acción pública recaiga en el conjunto la ciudadanía, organizada de la manera que considere conveniente para analizar, debatir e tomar parte en la gestión de sus intereses".

 

IU quiere que, mediante esta moción, se refleje el trabajo altruista "de miles de personas que participan en el movimiento asociativo vallisoletano, militantes y voluntarias de asociaciones, organizadas para mejorar las condiciones de vida del conjunto de la comunidad".

  

Así, pretenden promover unas buenas condiciones en el desarrollo de la participación ciudadana y de un asociacionismo implicado en mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía de Valladolid. Por ejemplo, se pide que el Ayuntamiento se comprometa a asegurar los recursos económicos suficientes para que el movimiento asociativo de Valladolid no vea mermada la labor social que desarrolla.

  

Se plantea mantener en los presupuestos una inversión para este fin igual a la que se comprometía con anterioridad a los recortes efectuados en los tres últimos años.

  

El segundo acuerdo recoge que el Consistorio se comprometa a promover y a ser receptivo a la firma de convenios plurianuales con aquellas organizaciones vecinales que desarrollen acciones en los ámbitos del empleo, la acción social y lucha contra la exclusión.

  

También pretenden que se aseguren los cauces para posibilitar la implicación del movimiento vecinal en el diseño de objetivos y acciones de la futura "Escuela de Participación", así como que miembros de los Consejos Municipales puedan promover la realización, en el ámbito de los mismos, de informes, dictámenes y memorias, con el fin de que puedan ser elevados a las correspondientes comisiones municipales o al propio Pleno, para su debate y toma en consideración.

  

Esperan que se acepte por parte del equipo de Gobierno  retomar el debate sobre el Reglamento sobre Participación Ciudadana a partir de las aportaciones del conjunto de las organizaciones sociales de la ciudad, y elaborará un Plan de Participación Ciudadana.

  

Del mismo modo, esperan que se emprenda un proceso de diálogo con las asociaciones con el fin evaluar el impacto negativo que diferentes normativas locales y autonómicas hayan podido causar a la realización de actividades, su difusión o la autofinanciación de las propias entidades y que se inicie un proceso de diálogo con las asociaciones con el fin de facilitar el uso de los recursos materiales de propiedad municipal que puedan ser necesarios para el desarrollo de la actividad de las organizaciones.