Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

IU culpa al Ayuntamiento de mala gestión por suspender las obras en los terrenos destinados a Pingüinos

Para este grupo de la oposición en el Consistorio de Valladolid se ha puesto de manifiesto la verdadera causa de la suspensión de la concentración motera.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en Valladolid, ante la suspensión de la ejecución de las obras de 'Adaptación de parcela Antigua Hípica militar como espacio multifuncional de actividades al aire libre', ha aseverado que se ha puesto de manifiesto la "verdadera" causa de la suspensión de 'Pingüinos', "el caos organizativo" de la Concejalía de Cultura y de su titular, Mercedes Cantalapiedra.

 

Según se recuerda en un comunicado emitido por IU y recogido por Europa Press, Cantalapiedra manifestó que para primeros de enero las obras estarían resueltas como para poder acoger a los motoristas, y que en todo caso se comprometían a acondicionar la nueva zona prevista para que en marzo o abril se pudiera realizar alguna actividad motera en el lugar. "Pues bien: nada de nada", han apuntado.

 

Las obras se adjudicaron el 3 de diciembre de 2014 a la empresa Inmeva, por un importe de 510.587,37 euros (más 107.223,35 de IVA). El 22 de diciembre de 2014 se firmó el acta de replanteo, y la concejal pretendía, según IU, que las obras estuviesen realizadas, al menos en "lo suficiente" como para poder albergar la concentración, a primeros de enero.

 

El plazo de ejecución, sin embargo, era de 68 días, a contar desde el 22 de diciembre. Sin embargo se han detectado, al parecer, según las mismas fuentes, "determinadas patologías en los edificios, tras proceder la empresa contratista al desmontaje de estructuras en los inmuebles", que podían dar lugar a la necesidad de modificar el proyecto original.

 

En consecuencia, la concejal ha suspendido temporalmente la ejecución de las obras "por el tiempo imprescindible para acreditar la viabilidad de la aprobación de una modificación del proyecto de las obras, para hacer frente a las patologías detectadas en los edificios a rehabilitar". "Y habrá que modificar también el contrato", han reflexionado.

 

"Es decir: una calamidad más en un proceso calamitoso desde el primer momento", han asegurado las mismas fuentes, que pedirán explicaciones a la edil en la Comisión de Cultura, Bienestar Social y Participación que tendrá lugar el lunes próximo.