IU considera una "barbaridad" que se amplíe el "escudo judicial" a la Familia Real volviendo al "antiguo régimen"

El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en la Comisión de Justicia del Congreso, Gaspar Llamazares, considera "una barbaridad", una "desmesura" y una "exageración" que el Gobierno haya decidido ampliar el "escudo judicial" a los miembros de la Familia Real.

Así se ha pronunciado Llamazares, en declaraciones a Europa Press, tras conocerse que la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que prepara el Gobierno va a aumentar el número de aforados para sumar a ese grupo a la "parte más sensible de la Casa Real".

Tras subrayar que incrementar el colectivo de aforados va en contra de las demandas ciudadanas ha añadido que, además, en este caso, al extender esta figura a miembros de la Familia del Rey, "con la que está cayendo" con el 'caso Urdagarín', se transmite la imagen de una Monarquía "tan cercada por los problemas judiciales que necesita de medidas extraordinarias".

UNA JUSTICIA ARISTOCRÁTICA Y OTRA PARA EL VULGO

Desde el punto de vista del diputado de IU, esta medida es "la culminación de la descalificación" que, a su juicio, ha sufrido el juez instructor del 'Caso Nóo', José Castro, porque con ella se envía el mensaje de que los miembros de la Casa Real "no pueden estar en manos de un juez cualquiera" y sus asuntos sólo pueden tratarse en el Tribunal Supremo.

"Vamos a tener que aumentar el número de salas del Supremo porque no va a haber sitio para todos los aforados", ha ironizado Llamazares, quien juzga esta decisión del Gobierno como "un gesto muy burdo y muy feo desde el punto de vista democrático", que ahonda en la idea de que "la Justicia no es igual para todos". "Hay una Justicia aristocrática y otra para el vulgo", se ha lamentado.