IU califica de "grave irresponsabilidad" no obligar a los clubes a mantener las cuentas saneadas

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha considerado que la modificación de los convenios que el Ayuntamiento mantiene con los clubes deportivos de elite supone "una grave irresponsabilidad" ya que se mantendrán las aportaciones sin tener en cuenta el requisito de que mantuvieran sus cuentas saneadas y equilibradas.

Así se ha pronunciado el Grupo, en un comunicado recogido por Europa Press, tras conocer la modificación aprobada por la Junta de Gobierno municipal sobre el Plan de Apoyo al Deporte de Elite.

  

En opinión de Izquierda Unida "no es tolerable que el Ayuntamiento se vuelque en el rescate económico del los clubes deportivos de elite, eliminando la exigencia de mantener unas cuentas saneadas y equilibradas", pues creen que este requisito "habría de ser esencial", en un momento en que "a todas las personas, familias o pequeñas empresas se nos está exigiendo apretarse el cinturón".

  

Por ello, han recordado los recortes aplicados por el Ayuntamiento "en los últimos años en ayudas a organizaciones sociales o en el propio deporte de base y escolar", justificados en la "necesaria austeridad para salir de la crisis".

  

Sin embargo la existencia de esa misma crisis, a juicio de IU, "no ha mermado en absoluto el apoyo económico a los clubes deportivos de élite, que ahora ven, además, flexibilizadas las exigencias a la hora de gestionar con seriedad los recursos económicos de todos los vallisoletanos".

  

Izquierda Unida ha querido recordar también que el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha dicho en alguna ocasión que "no puede ser el papá de los clubes deportivos", en alusión a las frecuente ayudas que estos demandan. "Sin embargo, una vez más, las declaraciones altisonantes del alcalde no se corresponden con las decisiones que toma", han lamentado.

 

El grupo encabezado por Manuel Saravia ha reconocido que existe "una realidad social y mediática" relacionada con el deporte de elite, en el que diferentes deportistas, sean o no profesionales, compiten a alto nivel y promocionan la práctica deportiva entre la ciudadanía, desarrollan un espectáculo seguido por un importante número de personas "y, en cierto modo, dan realce a la imagen pública de la ciudad".

  

Sin embargo, IU entiende que las prioridades de la ciudadanía "exigen una mayor responsabilidad del equipo de gobierno de la ciudad a la hora de destinar los escasos recursos públicos, y de ser absolutamente escrupulosos en el control de la gestión de los mismos".