IU alerta del riesgo de derrumbe del talud en el paseo del Palacio de la Ribera junto al Pisuerga

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid ha presentado este viernes sendos escritos a las concejalías de Urbanismo y de Cultura en los que alerta de la situación del Paseo del Palacio de la Ribera, que transcurre entre la calle Leopoldo de Castro y el edificio Duque de Lerma, al borde del río.

 

Como han recordado, se trata de una obra realizada por la Concejalía de Cultura, Comercio y Turismo, y financiada con 74.000 procedentes del Plan E de 2009 y con una aportación de 150.000 euros del presupuesto municipal.

 

Con una longitud de 300 metros, se ubica junto a los muros que quedan del viejo palacio de Felipe III y concluye junto a los restos de una antigua minicentral eléctrica del siglo XIX. A pesar de que fue abierto a principios de 2011, como ha relatado IU, "en la actualidad muestra signos de un deterioro avanzado".

 

Para el grupo de la oposición municipal, supone "un caso más, extraordinariamente expresivo, de actuaciones realizadas recientemente por el Ayuntamiento del Partido Popular que se desmoronan", ya que se puede observar una grieta junto al talud en casi todo su recorrido, que ha llevado ya a que en varios puntos las barandillas de protección se hayan vencido, lo que es "síntoma de que el talud va cediendo, y un indicador de que en una próxima avenida, quizá en el próximo otoño, puede resultar peligroso el tránsito".

 

Además, han añadido que los restos de la esquina de piedra y ladrillo en que concluye el sendero al norte están "muy desplomados, y no está nada claro que se encuentren estabilizados". Por ello, consideran que deberían "extremarse las cautelas y el control sobre el estado de este paseo, para garantizar la seguridad de los peatones".