IU acusa al Ayuntamiento de Valladolid de "precarizar" el empleo

Manuel Saravia dice que hay contrataciones con proyectos con bajas de hasta el 70%.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida se ha opuesto este martes, en la Comisión de Cultura, Bienestar Social y Participación Ciudadana, a la "precarización" de los trabajos profesionales que, a su juicio, viene impulsando el Ayuntamiento en distintos órganos.

  

En este sentido, el grupo que lidera Manuel Saravia advierte de que a las contrataciones de proyectos con bajas de hasta el 70% sobre el presupuesto de partida, que se han aprobado en este mismo mes, añade el decreto nº 12939, de la concejala de Atención y Participación, Domi Fernández, en el que se rechazan las alegaciones formuladas por los colegios profesionales de Arquitectos, Arquitectos Técnicos, Ingenieros Industriales e Ingenieros Técnicos Industriales en Valladolid contra los pliegos correspondientes a la licitación para contratación del servicio para la obtención de certificaciones de eficiencia energética de los edificios dependientes de esa Concejalía.

  

Los colegios reclamaron la "reconsideración" del proceso de contratación citado aduciendo que el plazo que se daba para presentar ofertas era "a todas luces insuficiente", y que la cantidad propuesta como honorarios profesionales también era "claramente insuficiente".

  

Sin embargo, la concejala de Atención y Participación entendió que el plazo era adecuado argumentando que, de no serlo, no se habría presentado ninguna oferta, un argumento que, según censursa Saravia, vuelve a repetir al rebatir las quejas sobre la insuficiencia de los honorarios profesionales planteados: "de no considerarse viable el precio señalado los posibles licitadores pueden no concurrir a la licitación y la misma se declararía desierta".

  

IU, a través de un comunicado recogido por Europa Press, considera que la situación de dificultad que se vive en la mayoría de los sectores profesionales y que sufre la ciudadanía, en general, hace que muchas personas y empresas se vean obligadas a aceptar condiciones laborales de ínfima calidad.

  

"En el ámbito que afecta a la contratación del servicio para la obtención de certificaciones de eficiencia energética, la precariedad laboral es tan drástica que, según estudios recientes, al menos afecta al 71% de los arquitectos", apunta IU, que entiende que el Ayuntamiento no puede ni debe aprovechar esta circunstancia para generar condiciones de "precariedad" en una buena parte de las personas que prestan su trabajo en los diferentes servicios que contrata el Consistorio de manera externa.