Isolux Corsán compite por construir dos centrales hidroeléctricas en Argentina

Isolux Corsán
Isolux Corsán compite en consorcio por el contrato de obras de construcción de dos centrales hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz, en la Patagonia Argentina, un 'macroproyecto' estimado en unos 5.000 millones de dólares (unos 3.800 millones de euros).



MADRID, 14 (EUROPA PRESS)



La compañía forma parte de uno de los cinco consorcios que pujan por el contrato, integrados por firmas locales, brasileñas, chilenas, francesas y coreanas.

En concreto, el grupo español participa, a través de sus filiales Isolux Brasil e Isolux Ingeniería, en el consorcio que completan las firmas argentinas Helport, Panedile, Eleprint, Hidroeléctrica Ameghino, además de Power Machine e Inter Rao, según datos del grupo español y Ministerio de Planificación, Federal, Inversión Pública y Servicios argentino, que recoge Europa Press.

Las dos presas hidroeléctricas, que se denominarán 'Presidente Néstor Kirchner' y 'Gobernador Jorge Cepernic', sumarán una potencia total de 1.740 megavatios (MW) y aportarán 5.000 gigavatios de energía a la hora (Gwh/h) al año, esto es, el 5% de a energía anual de Argentina.

El plazo de ejecución de las obras, a las que los cinco consorcios competidores acaban de presentar sus ofertas, será de cinco años. El contrato establece que el adjudicatario financie al menos el 50% del importe del proyecto, y un mínimo del 30% de los suministros se aporten por la industria local.

CONSORCIOS COMPETIDORES.

En cuanto a los otros cuatro consorcios que compiten por el proyecto uno está integrado por las locales Electroingeniería e Hidrocuyo, junto con la china Gezhouba Group, y un segundo lo conforman la argentina Pescarmona, la brasileña Odebrecht y Alstom Brasil.

El tercer grupo el liza está participado por tres firmas nacionales junto a la coreana Hyundai Engineering Construction, y el cuatro también está conformado por un grupo de empresas del país y la china Sinohydro Group.

Argentina estima que la construcción de las dos presas generará unos 6.900 puestos de trabajo directo e indirecto. Además, calcula que su puesta en marcha permitirá al país un ahorro anual de unos 1.100 millones de dólares (unos 827 millones de euros), equivalentes a 1,2 millones de metros cúbicos de gasoil o unos 700 millones de gas natural licuado.