Isofotón rebaja en 80 personas el número de trabajadores afectados por el ERE, hasta 300

La dirección de Isofotón ha trasladado al comité de empresa, tras la reunión de negociación mantenida este jueves, una nueva propuesta social complementaria de la presentada anteriormente, y que consiste en una reorganización basada principalmente en medidas de empleo a medio y largo plazo, y cuyo punto fundamental es la rebaja de los afectados en 80 personas.



MÁLAGA, 4 (EUROPA PRESS)



Así, con esta nueva propuesta de la empresa, el número total de afectados se rebaja a 300, frente a los 380 de la petición inicial del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado.

Esta reunión, según ha informado la dirección de la empresa, se ha realizado con el objetivo de seguir avanzando en la definición del Plan Social que permita dar continuidad y viabilidad a la planta de Málaga, adaptando su sobrecapacidad de recursos de producción a la demanda real del mercado.

La empresa, por tanto, ha señalado que se compromete a mantener un mayor número de empleo al poder aplicar a la plantilla que permanece trabajando, medidas sociales y organizativas flexibles. Asimismo, ha recordado que la planta de Málaga tiene futuro y va seguir activa, pero está dimensionada para producir unos 154 megavatios (MW), cuando la demanda en los últimos años ha estado en el entorno de los 60-80 MW.

Por ello, la dirección de la empresa ha expresado su deseo de continuar con la negociación con los representantes de los trabajadores desde un clima de diálogo y encontrar las soluciones que hagan de la planta de Málaga "un centro competitivo capaz de afrontar la grave crisis".

"A COSTA DE SACRIFICIOS EXCESIVOS"

Por su parte, los trabajadores han señalado que esta reducción del número de despidos se realizará "a costa de sacrificios excesivos", ya que, según han explicado desde el comité de empresa a Europa Press, a los empleados que no se vean afectados por el ERE se les eliminará "la mayoría de los pluses".

Asimismo, han precisado que este cambio en el Plan Social presentado "no sirve de nada" y que están dándose cuenta de que "no hay marcha atrás" y que la empresa "va para adelante en una reducción de plantilla de cara al futuro".

"Las condiciones en las que trabajarán los empleados que continúen en la empresa tras el ERE son paupérrimas", han apuntado desde el comité, ya que habrá, según éstos, "una reducción del salario de entre un 30 y 35 por ciento".

En cuanto al periodo de negociaciones que estaba previsto que acabara el próximo 12 de abril, el comité de empresa ha señalado que desde la Inspección de Trabajo han informado a la dirección de la compañía de que estas reuniones deben finalizar. Ante esto, tanto la empresa como los trabajadores han acordado firmar un acuerdo en el que ambas partes se comprometen a seguir con las negociaciones hasta la fecha que se había estipulado.