Isabel Preysler, junto a su hija Ana Boyer, recibe a los primeros rostros conocidos en el tanatorio

Isabel Preysler, de riguroso luto, junto a su hija Ana Boyer

José María Aznar ha sido el primero en visitar a la viudad y su hija en la capilla ardiente que está abierta desde las cinco de la tarde. 

Esta mañana fallecía Miguel Boyer a los 75 años  y sus restos eran trasladados al tanatorio de San Isidro donde desde las cinco de la tarde permanece abierta.

 

El primero en llegar al tanatorio ha sido Jose María Aznar, expresidente del Gobierno. Aznar y Boyer fueron compañeros en FAES. 

 

Los siguientes en llegar han sido Marisa de Borbón y Yordi, muy amiga de la familia y su hijo Alfonso de Borbón, la familia de los Viceroy y directivos empresarios. El mundo de la política y de la empresa, se ha volcado con el que fuera ministrio de la época de Felipe González. Tanto el Gobernador de España como el defensor del menor, Alfonso Múgica, han querido dar su adiós, al que se le recordará entre otras cosas, por la expropiación de Rumasa de José María Ruiz Mateos.

 

Poco después llegaba, Miriam Lapiquecon su marido Alfonso Cortina, Elena Cue -a la cual hace tiempo que no veíamos-Maribel Yébenes -propietaria de un centro estético con su mismo nombre y su hija , Tessa de Baviera y Cari Lapique.

 

Todos los amigos del matrimonio, han querido estar al lado de Isabel, en estos duros momentos en los que la Reina de corazones se convierte en la viuda de España.

 

En esos momento también llegaba Isabel Preysler acompañada de su hija Ana Boyer. Ambas, han estado en todo momento respaldadas por la familia de Isabel, donde sus sobrinos no se han separado en ningún momento. 

 

Las oleadas de caras conocidas fueron continuas. Esperanza Aguirrre, Ródrígo Rato yLuis de Guindos - que lo haría en torno a las nueve de la noche- acudieron hasta el tanatorio madrileño donde también se pudo ver Cayetano Rivera que, con muletas, se acercó hasta allí, montado en moto (aunque le llevaban). Él es muy amigo de la familia y ha protagonizado varios posados con las chicas Preysler para la revista ¡Hola!.

 

Margarita Vargas y su marido Luis Alfonso Borbón, hijo de la íntima amiga de su madre,Carmen Martínez Bordiú, enseguida se acercaron. Por su parte, Carmen, hizo lo propio pero se desplazó hasta el madrileño domicilio del matrimonio.

 

Fernando Fernández Tapias, que hace mucho tiempo que no se le ve, llegó acompañado de su mujer Nuria González. Ambos matrimonios tienen una relación muy estrecha. El señor de Hermosilla, abogado, también llegó con un semblante muy serio.

 

El escritor Mario Vargas Llosa, de luto riguroso quiso dar el último adiós a la familia.