Isabel Preysler: "Descubrí mi perfil bueno cuando me separé de Julio"

Isabel Preysler en El Hormiguero

Isabel Preysler, la reina de corazones, ha visitado El Hormiguero de Antena 3 en una de las escasísimas apariciones televisivas que ha realizado. Preysler ha hablado de sus secretos de belleza, de su dieta, de sus hijos, de sus sentimientos por Miguel Boyer... y, con suspense, ha preparado un batido. 

Veinte años después de su última aparición en televisión, Isabel Preysler ha sido la invitada al programa 'El Hormiguero' en una aparición televisiva casi única y que ha llamado la atención desde el primer minuto al observar que la invitada estaba sentada en el lugar que habitualmente ocupa Pablo Motos. La razón es que ella misma ha pedido ese cambio y no ha dudado en explicar la razón y es que quería estar en su lado bueno: "Me dí cuenta de cuál era mi perfil bueno cuando me separé de Julio", ha comentado. "Él siempre se ponía en su lado bueno y me ponía en el malo. Claro me veía siempre pepona".

 

Preysler ha repasado sus secretos de belleza y ha hablado de la nueva línea de cosmética que ha lanzado. También sobre como es su día a día, como se entretiene con sus amistades y también sobre sus hijos, señalando que a "Julio le gusta tanto la música que no le importa trabajar y trabajar pese a que su hermano tenga más éxito". "Tamara es la más divertida", ha añadido contando algunas anécdotas sobre su hija como cuando quiso meterse a monja.

 

Sin querer entrar a hablar de muchos detalles meses después de su muerte, Isabel también ha hablado sobre Miguel Boyer apuntando:  "ha sido la historia de amor más importante de mi vida". 

 

Con un cuerpo espectacular a pesar de su edad, le ha comentado a Pablo Motos que es una mujer que come muy bien, tanto es así que asegura que se ha llegado a comer tres platos de lentejas en alguna ocasión y de postre, un poquito de chocolate. "El chocolate lo tomo todos los días" ha asegurado