Inyección económica de 16 millones en rehabilitación energética para 1.500 viviendas en Torrelago

TRIBUNA

Coordinado por Cartif, se desarrollará también en Lund (Suecia) y Soma (Turquía) hasta 2019 con un presupuesto de 48,6 millones.

El proyecto europeo Cityfied, que llevará a cabo un consorcio internacional constituido por 18 entidades, supondrá una inversión de 16 millones de euros que se destinarán a la rehabilitación energética de casi 1.500 viviendas de la localidad vallisoletana de Laguna de Duero, en Valladolid.

 

El proyecto será coordinado por el Centro Tecnológico Cartif, ubicado en el Parque Tecnológico de Boecillo, donde este martes se ha celebrado una reunión de lanzamiento, y se desarrollará también en Lund (Suecia) y Soma (Turquía) hasta el año 2019, con un presupuesto total de 48,6 millones y la intervención en 2.300 viviendas.

 

Cityfied (Ciudades y distritos del futuro eficientes, innovadores y replicables, por sus siglas en inglés) se ha presentado oficialmente en Boecillo y en la misma han participado el consejero de Economía y Empleo de Castilla y León, Tomás Villanueva; el director general de Cartif, José Ramón Perán; el director general de Dalkia EyS, Francisco Villalobos; el alcalde de Laguna, Luis Minguela; además de representantes municipales de Lund y Soma.

 

 

El consorcio está constituido por 18 entidades, tanto empresas como ayuntamientos y centros de investigación, está coordinado por Cartif y el resto de socio españoles son Acciona Infraestructuras, Ayuntamiento de Laguna de Duero, Dalkia Energía y Servicios, Mondragón Corporación, 3IA Ingeniería y Fundación Tecnalia.

 

El objetivo del proyecto es desarrollar una estrategia para la transformación de las ciudades y distritos europeos en áreas urbanas más eficientes de manera que se hagan compatibles su desarrollo y los criterios de sostenibilidad ambiental, económica y social.

 

De forma específica, se trata de aplicar e integrar distintas tecnologías innovadoras para lograr un incremento de la eficiencia energética a través de la reducción de consumo y las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

PROYECTO ESPAÑOL

 

En el caso de Laguna -localidad con algo más de 20.000 habitantes-, el proyecto se llevará a cabo en las fases 1 y 2 de la urbanización de Torrelago, casi 1.500 viviendas -más de 30 edificios y el 64 por ciento del total incluido en Cityfied--, esto se traducirá en el cambio de las calderas de gas natural por otras de biomasa y el aislamiento térmico del exterior de los edificios con una estructura "ligera y eficiente" de unos diez centímetros de espesor que tapará el actual ladrillo visto de estos inmuebles.

 

En total, se destinarán 16 millones de euros de los que aproximadamente la mitad se financiarán a través de la Unión Europea y el resto correrá a cargo de los vecinos, que harán frente a este coste mediante la reducción del gasto energético, que podría llegar incluso al 40 por ciento, sin necesidad de hacer derrama alguna.

 

De esta manera, a modo de ejemplo, se amortizará de forma que por cada cien euros, 50 serán para cubrir gastos, 35 para pagar y el 15 por ciento será ahorro directo para el vecino.

 

El proyecto se iniciará probablemente el próximo mes, una vez concedidas las licencias de obra, y continuará con otras tres fases, la primera con el cambio de las salas de calderas, que se llevará a cabo este verano para que estén listas para antes del próximo invierno; una segunda con la individualización de los consumos a lo largo del próximo año y finalmente el inicio del aislamiento de la fachadas. Aunque la duración del proyecto es de cinco años, se terminará año y medio antes.

 

Durante la presentación del proyecto, el consejero de Economía y Empleo ha incidido en que más de la población del mundo ya vive en ciudades y en el año 2050 se estima que esta cifra llegará hasta el 70 por ciento. Además alrededor del 70 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero proviene de las ciudades, donde se consume otro tanto por ciento igual de la energía.

 

ENERGÍA LIMPIA

 

Tomás Villanueva ha incidido en que se trata de uno de los mayores proyectos de demostración sobre 'Smart Cities' de Europa con el que se persigue una mayor utilización de energías limpias y renovables y una reducción de gases de efecto invernadero, con base en el ahorro y la eficiencia energética.

 

El consejero ha señalado que en Castilla y León hay una "sensibilidad especial" con estas materias y se impulsa el desarrollo de energías renovables, que suponen ya el 28 por ciento del consumo en la Comunidad.

 

Precisamente en esta línea el director general de Dalkia, empresa de gestión energética integral, ha destacado que "no es casualidad" que se haya elegido esta Comunidad, zona que es "objetivo prioritario", ya que cuenta con administraciones "particularmente sensibles" a este tipo de proyectos y es particularmente dinámica.

 

Por su parte, el director general de Cartif ha puesto de manifiesto la importancia de este proyecto, que llevará a cabo una metodología aplicable a casi toda Europa que se podrá "replicar" con más de 100 proyectos potenciales en 500.000 viviendas en los próximos diez años.

 

Además, Perán ha explicado que el proyecto conlleva actuar sobre cosas "muy concretas" que tocan la "vida real" de los habitantes y que afecta a su comodidad para su mejora.

 

Finalmente, el alcalde de Laguna de Duero ha señalado que estos proyectos no sólo afectan a barrios, ya que trasciende de los mismos y tienen repercusión en las localidades en las que se desarrollan, y supondrá además un cambio en su fisionomía y supondrá pasar de un "monótono" aspecto de la fachada de estos edificios a un entorno "dinámico y atractivo".

 

Además, ha añadido que supondrá la creación de puestos de trabajo y un movimiento económico que beneficiará a la economía local, además de un importante ahorro energético en estas viviendas.