Investigan si el novio de una ex empleada de Telepizza quemó 15 motos por su despido

La Guardia Civil del puesto de Sant Vicent del Raspeig (Alicante) lleva a cabo la investigación en la que se determinaron "ciertas contradicciones", que han permitido imputar la autoría de los hechos a la pareja sentimental de una de las trabajadoras de dicha empresa. 

La Guardia Civil del puesto de Sant Vicent del Raspeig (Alicante) investiga a un hombre de 32 años como presunto autor de un delito de daños por, supuestamente, quemar 15 ciclomotores de una pizzería de la localidad. Los agentes apuntan a que habría quemado los vehículos como represalia por el despido de su pareja.

 

Desde la Comandancia provincial han indicado en un comunicado que los hechos se produjeron el pasado 7 de noviembre y se ha resuelto el caso tras una "exhaustiva investigación", en la que se ha entrevistado a numerosos testigos y personas relacionadas con la empresa perjudicada.

 

La madrugada de aquel día se produjo el incendio de 15 ciclomotores estacionados en el garaje del edificio donde se encuentra el restaurante de comida rápida Telepizza, situado en la calle Alicante. Las motos quedaron totalmente calcinados y se calcularon los daños en unos 30.000 euros, sin valorar los daños en el inmueble, que se tuvo que desalojar por los servicios de emergencia ante la gravedad del incendio.

 

Los agentes que realizaron una primera inspección observaron indicios de que podía haber sido intencionado, por lo que se activó el protocolo establecido para este tipo de casos. Así,al lugar se desplazaron agentes del Equipo de Incendios del Laboratorio de Policía Judicial de la Zona de Valencia para elaborar un Informe Técnico Policial.

 

PAREJA SENTIMENTAL DE UNA EXTRABAJADORA

 

Con el informe, los agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil de Sant Vicent del Raspeig iniciaron una investigación, en la que se ha tenido en cuenta a un número considerable de personas y se han tomado numerosas declaraciones.

 

Con todo, se determinaron "ciertas contradicciones", que han permitido imputar la autoría de los hechos a la pareja sentimental de una de las trabajadoras de dicha empresa. Se trata de un español de 32 años al que se le imputa un delito de daños.

 

Los motivos podrían ser unas posibles represalias, debido al reciente despido de esta mujer. El imputado tendrá que presentarse ante el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Sant Vicent del Raspeig para declarar por estos hechos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: