Investigadores de la Usal obtienen dos premios en el concurso 'Desafío Universidad-Empresa 2015'

En el certamen han participado todas las universidades presenciales de Castilla y León y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En la tercera edición del concurso ‘Desafío Universidad-Empresa’ -que cuenta con el apoyo de Banco Santander a través de Santander Universidades- han participado todas las universidades presenciales de Castilla y León y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El objetivo es fomentar la realización de proyectos de I+D+i en colaboración con las empresas de su entorno, a partir de necesidades científico-tecnológicas identificadas previamente desde el propio sector empresarial.

 

La Consejería de Educación, a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León, destaca la gran acogida de un certamen que, con solo tres ediciones, se ha consolidado entre empresas e investigadores universitarios. Los investigadores han respondido con 60 propuestas a las demandas tecnológicas previamente planteadas por las 59 entidades participantes en el concurso, que son mayoritariamente empresas.

 

El concurso otorga hasta 45.000 euros en premios a los proyectos mejor valorados. Cada uno de los tres ganadores recibirá una cantidad económica de entre 8.000 y 12.000 euros, destinada a financiar la ejecución del proyecto. Además se otorga un premio especial de 12.000 euros para nuevos emprendedores y un accésit de 3.000 euros para asociaciones de interés social. Los galardonados recibirán próximamente los premios en un acto organizado por la Consejería de Educación.

 

El primer premio de esta edición ha recaído en Luis Manuel Navas, del 'Grupo de Investigación Reconocido en Tecnologías Avanzadas aplicadas al Desarrollo Rural Sostenible (GIR-TADRUS)', con sede en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias del campus de Palencia de la Universidad de Valladolid. El proyecto, realizado en colaboración con la empresa Las Lagunas de Sanchonuño S.L., (HUERCASA), de esta localidad segoviana, es un sistema de gestión de la información de cultivos para el procesamiento y análisis de variables meteorológicas, agronómicas y culturales.

 

El segundo premio ha sido para un proyecto de Francisco Javier Finat, del Grupo de Investigación Reconocido MoBiVAP (Modelado, Biomecánica y Visualización Avanzada del Patrimonio) de la Universidad de Valladolid. Responde a un planteamiento de la empresa leonesa Delta Ingeniería S.L. por un sistema de información 3D en la nube para la gestión de la información para patrimonio con interface para dispositivos móviles.

 

Manuel García, del Grupo de Investigación de Biocatálisis y Biotecnología de la Universidad de Salamanca, ha conseguido el tercer premio con un proyecto presentado como respuesta a la empresa salmantina Mealfood Europe, S.L. Este proyecto pretende la optimizar la obtención de quitina de Tenebrio Molitor (denominado comúnmente gusano de la harina), y su aplicación en procesos de bioabsorción de metales de aguas residuales industriales.

 

Este año, por segunda vez, el jurado ha otorgado un Premio Especial Nuevos Emprendedores a un proyecto de colaboración entre la empresa salmantina Secyt Enginnering, S.L. -de nueva creación- y el investigador Juan Manuel Corchado, del Grupo de Investigación BISITE (bioinformática, sistemas informáticos inteligentes y tecnología educativa) de la Universidad de Salamanca. Este proyecto está orientado al desarrollo de un sistema de captación de CO2 sobre Plataforma de Smart City.

 

Por último, el jurado ha decidido otorgar el accésit para entidades de interés social a un nuevo proyecto de navegador web accesible controlado mediante BCI (Brain Computer Interface) basado en potenciales P300 aplicado a personas con gran discapacidad motora, planteado desde el Grupo de Ingeniería Biomédica (GIB) de la Universidad de Valladolid como respuesta a una demanda de la Asociación Leonesa de Daño Cerebral Sobrevenido ALEN.

 

En la anterior edición, los investigadores de las ocho universidades implicadas respondieron con 43 propuestas a las correspondientes demandas tecnológicas, previamente planteadas por las 33 entidades participantes en el concurso.