Investigada la abogada vallisoletana López-Negrete por presionar a un directivo del BBVA

La abogada vallisoletana Virginia lópez-Negrete tendrá que declarar como investigada en un caso de presuntas presiones a entidades financieras.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha acordado este lunes citar en calidad de investigada el próximo 27 de septiembre a la abogada vallisoletana Virginia López-Negrete, quien representó a Manos Limpias como acusación popular en el 'caso Nóos', en el marco de la causa que investiga las presuntas presiones que realizaron a diferentes entidades financieras y empresas el secretario general de este sindicato, Miguel Bernad, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda.

 

En un auto, el magistrado acuerda esta medida basándose en dos informes de la UDEF en los que se relata la actuación concertada junto con Luis Pineda "destacándose la estrategia conjunta llevada a cabo por ambos en la Junta General de accionistas de la entidad BBVA y, fundamentalmente, la desempeñada en el asunto relativo la búsqueda de la imputación de Antonio Ballabriga en el caso Noos".

 

En el auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 hace suyo el contenido de este acuerdo y señala como indicio que López Negrete llegó incluso a instar al propio Pineda, quien se encuentra en prisión preventiva desde el pasado mes de abril, a que redactara fragmentos de algunos escritos que iban a ser a ser presentados por Manos Limpias ante el juez del caso Nóos, que ya está visto para sentencia y en el que López Negrete representa a la única parte que pide prisión para la infanta Cristina.

 

Pedraz ha adopatado esta decisión una vez ha analizado la documentación y los efectos intervenidos en el registro de la sede de Manos Limpias y el domicilio de Bernad, según detalla en su auto de imputación.

 

En otro de los informes de la UDEF recogidos por Pedraz se señala que la letrada o ha desarrollado "un importante" papel dentro del sindicato Manos Limpias, con una actuación activa con "auténtico poder de decisión", a la par que se presentaba a sí misma como directora de los servicios jurídicos del sindicato, lo que le permitía recibir documentación de las denuncias presentadas por Manos Limpias para su análisis.


BÚSQUEDA DE BENEFICIO PERSONAL

 

De acuerdo con dichos informes se infiere, dice Pedraz, "el uso personal por parte de Virginia López Negrete de su condición de letrada de la acusación popular ejercida por Manos Limpias en el denominado Caso Noos, solicitando determinadas imputaciones para utilizar ese circunstancia en su beneficio en otro asuntos de índole particular, tal y como se observa en el caso de Antonio Ballabriga".

 

De igual manera se constata, según el juez, la actuación López Negrete para obtener información de un investigado en el caso Nóos para utilizarla con el fin de perjudicar a la entidad BBVA y a varios de sus principales cargos y cediendo la información obtenida a AUSBANC que, a su vez, la emplea para publicar una noticia negativa contra la citada entidad bancaria.

 

El juez Pedraz destaca también que López Negrete participa en asuntos propios de Ausbanc, llegando incluso a ser designada por Luis Pineda como letrada en alguno de ellos.

 

TESTIMONIO DE OTRA COLABORADORA

 

El pasado 30 de junio, la excolaboradora de Ausbanc y Manos Limpias Montserrat Suárez aseguró durante su comparecencia como testigo ante Pedraz que Manos Limpias pidió la imputación del jefe de Responsabilidad y Reputación Corporativa de BBVA, Antonio Ballabriga, en el 'caso Nóos' para presionar a la entidad financiera.

 

Además, el pasado 14 de junio, los directores de comunicación del banco, Javier Ayuso e Ignacio Moliner, afirmaron ante Pedraz que López Negrete participó junto al presidente de Ausbanc Luis Pineda y otras personas de la asociación en una "actuación concertada" para presionar al BBVA en sus juntas de accionistas. Negrete subrayó en las reuniones de accionistas la vinculación Ballabriga con el 'caso Nóos'.

 

En el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional se investiga si la asociación que preside Luis Pineda realizó prácticas intimidatorias contra las entidades financieras para que le pagasen "cuantiosas" aportaciones económicas a cambio de no dirigir campañas de "desprestigio" o acciones judiciales contra ellas.

Noticias relacionadas