Inversión de la Junta para restaurar la iglesia de San Martín en Mota del Marqués

Interior de la Iglesia de San Martín en Mota del Marqués.

Las obras tendrán una duración de siete meses y su presupuesto será de 493.680 euros aprobados por el Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León.

Según han informado fuentes de la Junta en un comunicado recogido por Europa Press, los trabajos tendrán una duración de siete meses y permitirán reabrir al público la zona de culto del templo y habilitar el acceso por la portada sur.

 

El objetivo de los trabajos de rehabilitación, que se iniciarán de inmediato, es reabrir al público la zona de culto del templo, es decir, las naves, el presbiterio y la sacristía, así como habilitar el acceso al templo por la portada sur.

 

La Consejería de Cultura y Turismo ha formalizado recientemente el contrato para la ejecución de estas obras con la empresa Valuarte y Conservación del Patrimonio S.L, a quien se habían adjudicado con un presupuesto de 493.680 euros, que será cofinanciado por fondos europeos FEDER.

 

El proyecto tiene un plazo de ejecución de siete meses e incluye, entre otras actuaciones, la reparación de las lesiones estructurales -fisuras, desprendimientos y desplazamientos- que padecen las bóvedas, la recolocación del enlosado original, la reconstrucción de zócalos y escalinatas, el tratamiento de los revestimientos y los acabados de los muros, así como la instalación de sistemas de protección contra incendios e iluminación. Además, como mejoras al proyecto, se ha previsto la elaboración de un video documental durante la intervención en el templo y la edición de un folleto informativo y un inventario de bienes inmuebles.

 

La Junta de Castilla y León ya había intervenido en la iglesia de San Martín en dos ocasiones anteriores, la primera de ellas en el ejercicio 1994-1995 con la ejecución del proyecto de 'Recalce en profundidad con pilotes y encepado de hormigón' y la segunda en el periodo 2005-2007, que recibió una inversión de 512.886 euros y consistió en reparaciones estructurales debidas a los asientos diferenciales.