Intoxicados 8 jóvenes por comer una tarta adulterada con marihuana que hizo la madre de uno de los invitados

La tarta la hizo la madre de uno de los invitados y mezcló la marihauana con mantequilla. 

Ocho jóvenes ovetenses han resultado intoxicados en una fiesta de cumpleaños el pasado sábado después de comer una tarta de chocolate adulterada con marihuana. Tuvieron que ser asistidos en el servicio de urgencias del Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA), "con síntomas preocupantes", según ha informado la Policía.


Dos hermanas celebraron el pasado sábado una fiesta privada de cumpleaños en un Pub del casco antiguo de Oviedo. A la fiesta invitaron a unos cuantos amigos y cerraron para ellos el local. Entre los regalos que aportó uno de los invitados se encontraba una tarta de chocolate.

Poco después de haber probado la tarta varios de ellos se sintieron indispuestos. Dado que el malestar cada vez aumentaba, tuvieron que ser trasladados al servicio de urgencias del Hospital Central de Asturias sobre las 4 de la madrugada.

Allí acudieron alarmados, algunos de los padres de los afectados, que habían sido avisados por los compañeros de los afectados ante lo preocupante de la situación.

El servicio de urgencias, al comprobar lo que estaba sucediendo, dio aviso a la policía que se personó en el Hospital, donde, después de efectuar las primeras gestiones, pudieron determinar, según los informes médicos, que la intoxicación procedió probablemente de haber consumido una tarta, que había aportado uno de los invitados, el cual también estaba afectado y en el momento que compareció la policía no se encontraba en condiciones de ser interrogado.

Posteriormente se pudo comprobar que la tarta había sido hecha por la madre de ese joven y a la que había añadido mantequilla mezclada con marihuana. La señora que confeccionó la tarta está identificada y ha sido llamada para que declare en Comisaría; notificó cuando fue localizada por teléfono sobre las 6 de la madrugada, que fue ella quien hizo la tarta.

Los análisis de la misma confirmaron que efectivamente entre sus ingredientes estaba la droga señalada. Los jóvenes intoxicados son todos mayores de edad y se encuentran fuera de peligro según fuentes sanitarias. Hasta tanto no finalicen las investigaciones el local fue desalojado, cerrado y precintado por la policía.