Integración y rugby: nuevo éxito de la actividad con FEAPS

Los participantes en la nueva edición de “100% rugby=100% Integración”, que estuvieron entrenando antes del partido entre El Salvador y Pozuelo, disfrutaron de una nueva sesión de rugby, gracias al patrocinio de Cetransa y la colaboración de Aquona y SilverStorm. 

Driblar rivales, pasar el oval, placar… todo eso, pero con la integración por bandera, es de lo que disfrutaron los jugadores del equipo de ‘Rugby Integración’ formado desde hace ya tiempo entre FEAPS y C.R. El Salvador, en una nueva edición en la que los participantes se lo tomaron tan en serio como es habitual, y en la que su disfrute fue, igualmente, tan alto como en anteriores citas.

 

El calendario de fechas de las actividades relacionadas con FEAPS es posible gracias al patrocinio de Cetransa y la colaboración de Aquona y SilverStorm, tres pilares fundamentales para poder realizar ese tipo de actividades con las que demuestran su compromiso con el rugby y con la responsabilidad social deportiva.

 

Además, la mañana de este pasado domingo acompañaba en los campos de Pepe Rojo, con un cielo totalmente despejado y un sol que ayudaba a que el rocío acumulado sobre la hierba de los campos no fuese obstáculo para los jugadores, que pudieron llevar a cabo el entrenamiento sin más contratiempos que algún golpe un poco más fuerte de lo deseado.

 

Al término de la sesión, si ya habían disfrutado con los ejercicios, los jugadores de FEAPS tuvieron la oportunidad de posar, como vemos en la imagen, con los integrantes del equipo de División de Honor de El Salvador, a quienes apoyaron en el encuentro contra CRC Pozuelo. No nos extrañaría que, además de por el buen juego, este apoyo llevara a los colegiales a conseguir alguno de los 8 ensayos que firmaron.

 

Como siempre, una gran satisfacción para los dos equipos haber tomado parte en una iniciativa como esta, que tiene ya un calendario marcado para toda la temporada y en el que uno de los objetivos a final de temporada será poder jugar un partido real, porque, si algo define al rugby, eso es precisamente la integración.