Iniesta: "En la final de Copa lo de menos es el escenario"

El jugador del FC Barcelona Andrés Iniesta ha reconocido este miércoles que "lo de menos es el escenario" donde se dispute la próxima final de la Copa del Rey, en referencia a la polémica suscitada por la opción de que dicho encuentro tenga como sede el estadio Santiago Bernabéu.

"En la final de la Copa del Rey lo de menos es el escenario, aunque ojalá sea en un estadio donde quepa mucha gente", aseguró Iniesta, durante una entrevista en el programa 'Al primer toque' de Onda Cero y recogida por Europa Press.

De esta manera, el mediapunta del Barcelona restó importancia a la reciente controversia generada entre varios sectores de la afición española, por la posibilidad de que el Real Madrid ofreciese su campo para dirimir sobre su césped al próximo campeón copero.

"Intento no pasar de las críticas, sino analizarme a mí mismo y ver el partido que he hecho. Uno sabe el partido que ha hecho, a veces no hace falta ver o leer ciertas cosas", comentó Iniesta acerca de las críticas que ha recibido en diversos compases de la temporada.

"En la Liga, este año mis números no son buenos ni mucho menos; pero nunca he unido mi juego a la estadística. Sigo siendo un chico feliz con lo que hago o intento, aunque a veces no salga como uno espera. El que más se exige es uno mismo, no hace falta que nadie me diga nada", añadió el centrocampista del Barça.

Además, Iniesta aprovechó para valorar el triunfo barcelonés en el último 'clásico' (2-1). "Es un gran refuerzo para nosotros, pero luego cada uno ve las cosas a su manera pensando en el futuro. El Real Madrid nunca sorprende porque siempre es potente. El otro día hubo momentos de todo tipo y la gente pudo disfrutar de un gran partido, más allá del resultado", dijo.

"Cuando tienes el control del juego, las posibilidades del rival son menores pero intentamos aprovechar todos los registros y situaciones. Llegamos a este último tramo con opciones de pelear con todo", agregó Iniesta sobre el estilo culé y su forma de encarar la recta final de temporada.

El manchego insistió en la idiosincrasia del Barça. "No hemos perdido nuestra esencia, yo siempre entenderé el fútbol de la misma manera. Mi percepción no cambia, uno se tiene que adaptar al equipo. Lo que hago es entrenar, cuidarme e intentar hacerlo bien. Mi modo de entender el fútbol sigue siendo el mismo", recalcó.

Iniesta también recordó el rol del exportero culé Víctor Valdés. "Era una pieza importante en comunión y relación en el vestuario. Me alegro mucho que después de haberlo pasado tan mal por muchas cosas, vuelva a sentirse futbolista", señaló el mediapunta del Barça, quien exhibió inquietud por los pitos a Casillas en el Bernabéu. "Estas situaciones no son agradable para nadie", apuntó al respecto.

"GANAR A UCRANIA NOS DARÍA TRANQUILIDAD"

Por otra parte, Iniesta habló de la situación actual de la selección española. "Tenemos todos los sentidos puestos en el partido ante Ucrania. El fútbol hoy en día está muy igualado y es muy difícil conseguir todo, ganar nos daría cierta tranquilidad para seguir avanzando. Ya pocas veces hay goleadas, todo el mundo está muy preparado y sabe defender muy bien. Ahí está el reto de las grandes selecciones", manifestó.

"Después de la decepción del Mundial, siempre cuesta y genera dudas; pero el deportista tiene que estar preparado para volver a hacer las cosas bien. Es muy difícil volver a conseguir lo que hicimos, pero es lo que queremos; al menos volver a estar jugando finales", declaró el jugador de Fuentealbilla.

El albaceteño minimizó las opiniones de sus detractores. "Cada uno en su trabajo tiene condicionantes, como en nuestro caso el cansancio o la tensión. Nuestro deber es estar finos y ganar y después las conclusiones dependen del resultado, pero antes no piensas. En estos momentos que todavía queda tanto, el cansancio es secundario y ahora pesan más las ganas de ganar", sostuvo.

"Los jugadores tampoco tenemos tiempo para pensar en un pasado, sino que estamos siempre viviendo el presente con muchísima velocidad. Es normal, hay muchas competiciones, muchas cosas en juego y entendemos esa obsesión de los aficionados por que todo sea perfecto. El seleccionador sigue confiando en mí; son muchas vivencias y tengo mucha ilusión por seguir aprendiendo, mejorando y disfrutando", amplió su respuesta.

"El estilo no cambia de un día para otro; la selección ha conseguido todo por ello. Aunque hayamos perdido o tenido una decepción en el Mundial, no debemos cambiar. No siempre son los mismos jugadores, en el mismo estado físico, etc., pero la idea sigue siendo la misma. Además, el perfil de los jugadores que están viniendo es muy parecido a los de siempre", concluyó Iniesta.