Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Indignación vecinal en Laguna de Duero con el Ayuntamiento por la subida de la tasa del agua

El incremento del Ayuntamiento de Laguna de Duero de la tasa del agua entre un 60% y un 70% ha provocado la indignación de los vecinos.

La Asociación Vecinal La Calle, de Laguna de Duero, miembro de la Federación Provincial de Asociaciones de vecinos y Consumidores Antonio Machado considera muy justificada la indignación de las vecinas y vecinos del municipio que ha comenzado a recibir los recibos con la sorpresa de un fuerte incremento de la tasa de agua por efecto de una depuración que se aplica de forma lineal sin tener en cuenta ni los tramos de consumo ni la capacidad de pago del contribuyente.

 

Algo que no solo desincentiva el consumo responsable sino que es contrario a la Directiva Europea Marco del agua. Por ello no solo promovemos las reclamaciones que animamos a que se presenten de forma masiva, sino que además propondremos manifestaciones próximamente que den salida a la indignación vecinal para reclamar una fiscalidad justa.

 

Según la Asociación, el juego de disimulo del equipo de gobierno es constante para camuflar la realidad. Primero pretendieron convencerlos que tras el retraso de los presupuestos municipales aún no presentados, estaba en que no se sabía lo que nos va a costar la depuración de las aguas residuales. Luego se cuelgan la medalla de Depuración cuando la multa de La Unión Europea fue lo que les obligó. Ahora afirman que ha quedado aparcado el ingreso de depuración a Valladolid en una negociación pendiente y mientras tanto cobran.

 

Si era así por qué entonces la tasa que llega el último cuatrimestre del 2015 con un fuerte cargo de depuración. Los vecinos se preguntan que si no sabían cuanto era el coste de depuración, por qué aprobaron una tasa a ciegas con un informe obsoleto del 2011 continuador del tasazo anterior y basado en un estudio sesgado del consumo medio donde está el grueso de la población.

 

Agrava este hecho además el que el fuerte incremento por depuración no está prorrateado ya que es recibo cuatrimestral y la depuración efectiva sólo afecta a tres meses del tramo final de 2015, según afirmaciones del propio Ayuntamiento. Ahora afirman que fue en septiembre, pero públicamente se congratularon su inicio en octubre tras meses de pruebas. Confundir y desviar la atención de una tarea que no han querido ejecutar y que no es otra que hacer una tasa progresiva y sin conceptos de linealidad.

 

Este fuerte incremento desde 20€ a 45€ que en 2016 tendrá recibos trimestrales es el ejemplo a misma fiscalidad regresiva y confiscatoria de la legislatura anterior que premia a los que más consumen y desperdician castigando los consumos medios e inferiores. Por eso el equipo de gobierno apoyado por algunos grupos de oposición, rechazaron todas las alegaciones y propuestas comenzando por la reivindicación de un recibo transparente.

 

También tumbaron la reivindicación de revertir a los costes sobre tramos de consumo anteriores al 2011 para cumplir con la Directiva Europea Marco del Agua. Además reclaman que los cánones fijos se mantengan en los términos actuales única y exclusivamente para viviendas cuyo consumo sea nulo por estar vacías. Para aplicar la justicia fiscal piden que en alcantarillado se apliquen en función de los tramos antes del 2011 abandonando el tarifazo lineal. Creen que no es de recibo que si los salarios han bajado y el IPC no crece o es negativo haya estas brutales subidas, salvo para justificar lo injustificable y recaudar con esta tasa como si se tratara de un impuesto, privatizar o para pagar otros gastos como la recompra de patrimonio propio subastado de Prado Boyal.