Indignación entre los agricultores por la excesiva bajada de los cereales en Salamanca

(Foto: Chema Díez)

Trigo y cebada bajaron dos euros su valor, mientras que centeno y maíz hicieron lo propio un euro. La paka sigue reinando con un valor de 63 euros por tonelada.

La mesa de cereales de Salamanca ha cotizado una semana más a la baja para indignación de los productores. La jornada de la Lonja Provincial ha dejado un balance negativo para sus intereses y así lo han dejado saber en la celebración de la esa exponiendo que las bajadas efectuadas eran totalmente injustas.

 

Este hecho viene apoyado, además, por la falta de decisión del presidente de la mesa, Jesús María Ortiz, quien no debe tener clara la situación actual del mercado de los cereales, cuando las decisiones las toma siempre el asesor de la Lonja, José María Guinaldo, que es el que mayor grado de conocimiento posee.

 

Así las cosas, los agricultores demandaron entre repetición y bajada de un euro para todos los cultivos cotizados, mientras que los compradores pidieron entre 2 y 4 euros de bajada. Finalmente, el trigo cotizó dos euros a la baja (166), igual que la cebada (166), mientras que centeno y maíz bajaron un euro su valor (157 y 166 euros), con una repetición de la avena y una subida de un euro hasta los 63 por tonelada.

 

MESA DE OVINO

 

Por su parte, la mesa de ovino de la Lonja de Salamanca se mantuvo estable con una pequeña tendencia a la baja a la espera de la llegada de la Semana Santa. O lo que es lo mismo, el lechazo de categoría Extra repitió, mientras que los de 11, de 11 a 13 kilos y de 13 a 15 cotizaron 0,05 euros a la baja.

 

Corderos y ovejas de sacrificio mantuvieron el nivel de la semana anterior.