Incluir las nueces en la dieta podría ralentizar el cáncer de colon

Aunque se necesitan estudios adicionales, los miRNAs podrían tener una "potencial" diana terapéutica en el tratamiento de este tipo de cáncer. 

Consumir habitualmente una dieta suplementada con nueces podría ralentizar el crecimiento de los tumores colorrectales, gracias a que produce cambios beneficiosos en los genes cancerígenos, según ha mostrado un estudio realizado por el Centro Médico Beth Isreal Deaconess de la Harvard Medical School (Estados Unidos), y publicado en el 'Journal of Nutritional Biochemistry'.

 

DIETA RICA EN NUECES Y CÁNCER COLORRECTAL

 

La investigación, liderada por el doctor Christos Mantzoros, es la primera que evalúa si el consumo de nueces puede causar cambios en los micro ácidos ribonucleicos (miARN), los nucleótidos que están implicados en la alteración de la expresión genética y que, probablemente, tengan efectos en la transcripción genética involucrada en los procesos antiinflamatorios, antivasculares y de antiproliferación de las células cancerígenas.

 

"La investigación demuestra que una dieta con nueces causa cambios significativos en los perfiles de expresión de los microáidos ribonucleicos (miARN) en los tejidos del cáncer de colon e incorpora ácidos grasos protectores en los tumores de colon, ya sea a través de sus efectos directos o a través de los efectos aditivos o sinérgicos de los múltiples compuestos presentes en las nueces", ha explicado el doctor.

 

Asimismo, Mantzoros ha señalado que, aunque se necesitan estudios adicionales, los miRNAs podrían tener una "potencial" diana terapéutica en el tratamiento de este tipo de cáncer.

 

ESTUDIO REALIZADO EN RATONES

 

Para realizar el trabajo, los investigadores analizaron a dos grupos de ratones inyectados con células de cáncer de colon.

 

El primero fue alimentado con el equivalente a dos raciones al día de nueces (60 gramos), mientras que el segundo grupo recibió una dieta control similar pero sin nueces. Después de 25 días, los expertos descubrieron que en los tejidos tumorales de los ratones alimentados con nueces, se había producido un incremento de hasta 10 veces la cantidad total de ácidos grasos Omega-3, incluyendo el ALA, un ácido graso esencial para diversos procesos del cuerpo conocido por reducir la inflamación.

 

Finalmente, comprobaron la incorporación de ácidos grasos con efectos protectores en el epitelio intestinal de los ratones alimentos con nueces, lo que podría alterar los perfiles de expresión de los miARN