Imputado un burgalés por intentar usar con fines agrarios una variedad protegida de guisantes

Guisantes incautados

La Guardia Civil ha imputado a tres personas, una de ellas un agricultor de la comarca burgalesa de La Bureba, por intentar usar con fintes agrarios una variedad protegida de guisantes, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

En concreto, han sido imputados por su participación en los delitos de contra la propiedad industrial y de falsedad en documento público.

 

La denominada 'Operación Pisum', saldada con la detención de G.B.E, de 37 años; V.L.A, de 49, y P.D.M, de 61, ha permitido evitar el uso agrario fraudulento de grano para la siembra de procedencia desconocida, supuestamente de variedad 'Navarro' la cual esta protegida.

 

En la transacción intervino una empresa de Álava, otra de Burgos y un agricultor como comprador final. Los guisantes serían utilizados, supuestamente, para fines agrarios en la provincia de Burgos sin consentimiento del titular de la patente, aunque sin riesgo para la salud.

 

Los hechos se remontan al pasado mes de febrero. Agentes del Seprona de Briviesca observaron en un almacén de La Bureba dos sacas, tipo BIG-BAG, de guisantes sin identificar, lo que levantó las sospechas de los guardias civiles al estar amparadas por una supuesta documentación de acondicionamiento de grano de un agricultor.

 

UN ALMACÉN EN ÁLAVA

 

Las primeras pesquisas, para conocer el origen de los guisantes y su transporte hasta el almacén, llevan a los investigadores hasta una empresa ubicada en Álava, propiedad de un almacenista.

 

En esta provincia, con la colaboración del Servicio de Semillas y Plantas de Vivero del País Vasco, tras dos registros en sendas empresas y una vez revisada la documentación, se imputó a la encargada de uno de estos almacenes por un delito de falsificación documental y adicionalmente un delito contra la propiedad industrial.

 

La información obtenida permitió imputar también al gerente de una empresa del ramo ubicada en Burgos por un delito contra la propiedad industrial. Como novedad en este tipo delictivo, ha sido igualmente imputado un agricultor de La Bureba, en Burgos, al pretender usar con fines agrarios una variedad protegida de guisantes.

 

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción de Briviesca, donde han sido entregadas las diligencias y desarrollada por el Equipo de Seprona de Burgos, habiendo colaborado la Patrulla de Briviesca y el Servicio de Semillas y Plantas de Vivero de la Dirección de Agricultura y Ganadería del Gobierno Vasco como responsable de estas competencias en el País Vasco.