Imputado por matar una perra porque "hacía cosas raras"

Seprona

Agentes del Equipo de investigación de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de Burgos (Seprona) han denunciado al vecino de un pueblo de la comarca del Arlanza por matar una perra que le habían dejado en custodia y cuya muerte justificó ante su propietario con la excusa de que hacía "cosas raras"

 De los hechos tuvo conocimiento el pasado día 17 de noviembre el Puesto de Sotopalacios, donde el denunciante explicó que había dejado en calidad de custodia temporal una perra de su propiedad de raza Boxer a un conocido.

  

Una vez el denunciante quiso hacerse nuevamente cargo del perro se encontró con que M.A, de 54 años, había matado al animal porque, según él, hacía "cosas raras" y le había matado unos corderos. Incluso le confesó que tenía la cabeza del animal colgada en una nave de su propiedad.

  

La investigación de los hechos, cuyas diligencias fueron instruidas por los Puestos de Sotopalacios y Covarrubias (Burgos), pasó entonces a manos del Eprona de Burgos.

  

Sus agentes efecturaron el pasado día 25 de noviembre una visita al supuesto autor de los hechos y éste explicó que tuvo al perro desde hacía al menos un año y que, aproximadamente en verano, el animal se volvió muy agresivo y se escapaba, llegando a matar dos corderos, de ahí que tomara la decisión de sacrificarlo a través de un eutanásico.

  

Ante la situación originada, los agentes imputaron al denunciado por delito de maltrato animal.