Imputado por colocar un cepo en el que quedó atrapado un perro

Imagen del hecho.

La Guardia Civil ha imputado a una persona por colocar un cepo en una finca de su propiedad y en el que quedó atrapado un perro. 

La Guardia Civil de Zamora ha imputado a una persona como supuesta autora de un delito contra la flora, la fauna y maltrato animal, al colocar un cepo ilegal en una finca de su propiedad donde quedó atrapado un perro al que causó lesionesLos hechos, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, ocurrieron el pasado 16 de agosto cuando la benemérita tuvo conocimiento, con ayuda ciudadana, de la existencia de un perro que estaba atrapado en un cepo en una finca rústica situada en la carretera de Almaraz.

 

De inmediato, una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Zamora se trasladó al lugar y comprobó cómo a unos 25 metros de la citada carretera, en una tierra de labor, se encontraba un can atrapado en un cepoLa trampa se encontraba anclada al suelo mediante un hierro e impedía la movilidad del animal. Al lado de la trampa se encontraba, a modo de cebo, un tostón en avanzado estado de descomposición.

 

Los miembros del Seprona liberaron al perro de su cautiverio y realizaron las gestiones necesarias para la identificación del dueño del can, a quien se lo entregaron para que procediera a su cura en un centro veterinario. De forma paralela, los agentes iniciaron las correspondientes diligencias de investigación con la finalidad de averiguar e imputar a la persona que había colocado el cepo.

 

Estas investigaciones dieron resultado positivo en la tarde del día 26 de agosto y terminaron con la imputación del presunto autor de los hechos por un delito contra la flora, fauna y maltrato animal. Las diligencias instruidas y artes incautadas han sido puestas a disposición del Juzgado de Guardia de Zamora.