Imputado en Íscar el titular de un kebab acusado de explotar a sus trabajadores

Dos de ellos carecían de contrato y un tercero no tenía descansos y pernoctaba en el local.

La Guardia Civil del Puesto de Íscar (Valladolid) ha detenido al titular de un establecimiento especializado en la venta de kebab acusado de explotar a sus empleados, dos de los cuales carecían de contrato y un tercero trabajaba todos los días, sin jornada de descanso alguna, según informan fuentes del Instituto Armado.

  

La imputación del empresario, de 51 años, por parte de la Guardia Civil se produjo a raíz de la inspección efectuada a su establecimiento en Íscar y comprobar cómo dos personas no tenían contrato alguno y que una tercera persona, que cobraba entre 300 y 400 euros, estaba siendo privado de sus derechos como trabajador, pernoctaba en el local y trabaja todos los días, sin ningún día de descanso.

  

La Guardia Civil del Puesto de Íscar instruye las correspondientes diligencias contra el empresario por un delito contra los derechos de los trabajadores.