Imputadas siete personas en Valladolid por delitos contra la seguridad vial, seis de ellas por alcoholemia

Efectivos de la Guardia Civil han imputado en la provincia de Valladolid a siete personas por delitos contra la seguridad vial, seis de ellos por positivos en controles de alcoholemia, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

En uno de los casos, un conductor tuvo que ser sometido a una prueba de sangre al ser incapaz de insuflar en el control de alcoholemia al que fue sometido en Fuensaldaña. El individuo, un hombre de 58 años con iniciales I.P.Z, dio positivo en prueba de sangre con una tasa de 2,67 gramos por litro de sangre (en análisis).

 

Por otra parte, en el término municipal de Valladolid, se imputó a M.P.M.S, de 43 años, por conducir bajo los efectos del alcohol un vehículo de servicio público con el que se vio implicada en un accidente. Una vez sometida a la prueba de detección alcohólica, arrojó una tasa de 1,16 y 1,10 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, respectivamente.

 

Asimismo, en el término de Mayorga de Campos, procedió a la imputación de M.C.C.H, de 47 años, por conducir bajo los efectos del alcohol --con tasas de 0,6 y 0,57 miligramos por litro--, situación en la que se vio implicado en un accidente de circulación con daños materiales.

 

En Rueda se imputó a M.J.M.R, mujer de 29 años, por el mismo motivo que al anterior --arrojó tasas de 0,85 y 0,91--, mientras que en la capital se imputó otro delito contra la seguridad vial a I.A.R, de 25 años, quien arrojó tasas de 0,72 y 0,77 en un control preventivo.

 

De la misma forma, también en Valladolid capital, se imputó a D.B.G, de 30 años, por superar las tasas de alcohol tras verse implicado en un accidente de tráfico con daños materiales. El individuo arrojó tasas de 0,75 y 0,67.

 

Finalmente, en el término de La Cistérniga, se imputó a J.C.M, de 25 años, por conducitr un vehículo a motor mientras tenía retirado el permiso de conducción.