Imanol Arias, Espiga de Honor en la Seminci, promete "hacer honor los próximos veinte años"

Señala que al amiguismo y otros errores del pasado abrieron el "cajón de sastre" del cine actual.

El actor Imanol Arias, Espiga de Honor de la 59 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, Seminci, ha considerado que personificar en momentos, culpables o hacer una guerra de siglas "no va arreglar" el problema del cine. Asimismo, ha señalado que no haber encontrado una idea de industria fiscal y la imposibilidad de poner las entradas de los películas nacionales cinco euros porque "se considera desleal", son circunstancias que hay que sumar.

 

En este sentido, ha explicado que en el pasado el cine era más de autor, donde el dinero lo recibía el director y no el productor, por lo que ahora, hasta el mismo Francis Ford Copolla "tendría problemas" para hacer una nueva versión de 'El Padrino'. El galardonado con la Concha de Plata por 'El Lute' ha reconocido que ser actor, político y activista tiene un precio en España. "Sentirnos gobernadores de provincia nos ha creado problemas", ha agregado.

 

Sin embargo, ha declarado que el cine español actual "es muy bueno", antes de incidir en las diferencias entre presente y pasado, cuando se representaba en todos los lados y, poco a poco, pasó a ser una labor de promoción.

 

Así, ha comparado los 'bolos' y las presentaciones de los trabajos, en lo que se representaba un país, España, "en construcción", con una Feria de turismo. "Pasó a haber 6.000 personas relacionadas con el turismo. Era como 'Fitur'", ha exclamado.

 

PREMIO A UNA ÉPOCA

 

Arias, durante un encuentro con la prensa celebrado en el Hotel Olid de Valladolid, ha señalado que este premio se refiere a una época, las décadas de los 80 y 90, cuando se hicieron cosas "muy buenas" y se cometieron errores, "como el amiguismo y trampear las subvenciones", circunstancias que abrieron el "cajón de sastre del cine actual".

 

Sin embargo, ha renegado de la satisfacción "abobada" de ser reconocido con un galardón, por el peligro de "caer en la tentación" de sentirse realizado en la vida. "Para actuar hace falta desesperación y desasosiego", ha puntualizado.

 

Así, ha afirmado que acepta este premio con el reto de hacer méritos para volver a ganarlo dentro de 20 años porque, a su juicio, se lo han dado "muy pronto" y dado que el cine vive en un periodo de "grandes" cambios tecnológicos, "uno a lo que puede aspirar es a ser gobernador de Provincia". "Me voy a matar por conseguirlo", ha señalado.

 

'EL LUTE'

 

Sobre su papel de Eleuterio Sánchez 'El lute', por el que consiguió el premio revelación en el Festival de San Sebastián, Arias ha matizado que tiene que ver con el director, Vicente Aranda, un hombre que le quiso y le exigió y con el que pasó "muchas dificultades". "Tú no puedes ser 'El lute'", le decía Aranda a Arias, según el propio actor.

 

Y es que este punto de partida "de la nada" para crecer es "importante" y la versión televisiva de Eleuterio Sánchez representa el "paradigma de lo imposible", con lo que ha reconocido sentirse vinculado profesionalmente.

 

Con la mirada puesta en el pasado, Arias ha mencionado que el trabajo para formarse llegó a ser una obsesión, con mucho estudio, y por el que ha conseguido, más que un método, "'El libro gordo de Petete' de las experiencias".

 

Durante los años 80 y 90 los actores, según Arias, renegaban de la televisión. Sin embargo, en 2001 se encontró con "una historia interminable", en alusión a 'Cuéntame', serial que protagoniza con Ana Duato.

 

NUEVOS ACTORES

 

Igualmente se ha referido a la preparación de los actores actuales, quienes tienen un marco "más complicado" y no tienen la protección que él y sus compañeros tenían entonces. "Son igual de flojos pero no tienen ese amparo que nosotros sí teníamos", ha agregado.

 

Sin embargo, ha significado el valor de los nuevos artistas, entre ellos Quim Gutierrez, del que ha aprendido y ha definido como "uno de los mejores" con los que ha trabajado.

 

Asimismo, ha incidido en que antes la profesión contaba con un abanico de profesionales más corto, "menos democrático", y que ahora, por el contrario son "muchos". "Antes éramos cuatro", ha declarado Arias, para luego reconocer que él mismo continúa con la reivindicación del galán tradicional.

 

PAPEL DE ANACLETO

 

Bajo la dirección de Javier Ruíz Caldera, un director "muy bueno y con un humor muy especial", Arias ha recreado al agente secreto Anacleto, "una versión de James Bond en 'Resacón en las vegas'".

 

Tras reconocer que estaba un poco "perdido" porque en su infancia no tuvo acceso a los cómics, ha afirmado que este trabajo, que ha sido muy interesante y lleno de diálogos "muy precios y frases míticas", ha cambiado su relación con la salud.