"Igual la semana que viene le toca a los conejos"

El recinto de Salamanca contó con la presencia de 2.310 cabezas de ganado (Foto: Cynthia Duarte)

La mesa de vacuno de vida de la Lonja de Salamanca optó por una repetición de los precios pese a las críticas de los ganaderos que ven como los tratantes siempre "buscan excusas para evitar una subida de los precio".

La Lonja Provincial de Salamanca ha vivido una nueva jornada sin excesivas novedades en cuanto a variación de precios, con mesas más intensas como las de vacuno de vida y ovino.

 

Así, en la primera de ellas, ganaderos y tratantes volvieron a demostrar la distancia que les separa con visiones de la realidad completamente distintas hasta el punto de que el productor Celestino Martín espetó en su turno de palabra: “Ya no sabéis que inventar para decir que todo está mal. Que si los machos de primera, que si los de segunda, que si las hembras… cualquier día van a ser los conejos”.

 

Y es que, los ganaderos demandaron una subida de 0,03 euros para machos y hembras en su mayoría, mientras que los tratantes abogaron por todo lo contrario, o lo que es lo mismo, un descenso del precio de entre 0,03 y 0,06 euros. Vamos, la vida al revés…

 

Finalmente, el presidente de la mesa cortó por lo sano y decidió una repetición de los precios para machos y hembras.

 

Mucha menos discusión hubo en la mesa de vacuno de carne que se saldó con una repetición de los precios de todas las categorías con un acuerdo casi unánime entre las partes aunque los productores abogaron por una subida de 0,03 euros.

 

El mercado de ganado, por su parte, contó con la presencia de 2.310 cabezas de una mayor calidad que en jornadas anteriores para seguir con la tendencia habitual de los últimos meses.

 

EL LECHAZO, A LA BAJA; EL CEREAL, ESTABLE

 

Por otro lado, la Lonja de Salamanca también celebró la mesa de ovino con una nueva bajada para el precio de los lechazos, en esta ocasión de 0,04 euros, pese a la demanda de repetición por parte de los ganaderos que apuntaron a pocas ventas pero que se nutrían de la escasez de oferta de ganado existente.

 

(Fotos: Cynthia Duarte)

 

Todo lo contrario ocurrió con los compradores que pidieron 0,20 euros de bajada al considerar que “no se vende nada”, con un Julián Torres de nuevo más alterado de lo normal, algo que por otra parte no es nada extraño. Los corderos repitieron su valor salvo la categoría de 23 a 25 kilos que bajó su valor 0,10 euros.

 

En cuanto a la mesa de cereales, la estabilidad es la nota predominante con la salvedad de la subida de un euro para la cebada y del descenso de un euro para el maíz.

 

Mesa de ovino de la Lonja Provincial

 

EL IBÉRICO, ‘=’

 

Por último, la mesa de porcino ha optado por una nueva repetición de los precios del cebo y del cebo de campo con un acuerdo entre ganaderos e industriales, igual que los lechones, con una subida de dos euros para el tostón.

 

En el blanco, bajada de 0,03 euros para los cerdos selecto, graso y normal y subida de dos euros para los tostones. El mercado del lechón, ‘muerto’.