Igor Lichnovsky asume el reto y quiere triunfar en el Real Valladolid

Igor Lichnovsky, presentado con el Valladolid. A. MINGUEZA

El defensa chileno se ve preparado para competir con sus compañeros del Pucela.

Igor Lichnovsky, el último jugador en incorporarse a la disciplina del Real Valladolid para la próxima temporada, pasó este lunes por la sala de prensa del Estadio José Zorrilla para presentarse oficialmente como jugador blanquivioleta, aunque, curiosamente, ya ha vestido la camiseta del Pucela en los dos últimos partidos amistosos, en Paços de Ferreira y en Tordesillas ante el C.D. Lugo.

 

“La negociación fue complicada y se demoró bastante, pero por mi parte estuve convencido rápidamente de venir a Valladolid. Es cierto que tuve otras opciones claras, pero en Chile el Real Valladolid es conocido, me informé, supe del interés que tuvo por mí hace tiempo y me decidí rápidamente. Hablé con Diego Rubio y me habló maravillas del Club”, dijo en su primera intervención ante el micrófono.

 

“Llevo cuatro días entrenando con el equipo y he jugado ya dos partidos. Me ha gustado el ambiente entre los compañeros y con el  cuerpo técnico. Y eso al jugador nuevo le genera ganas, expectativas e ilusión”, considera.