Iberdrola rinde homenaje a 155 veteranos y jubilados de la compañía en Valladolid

Un momento del homenaje de Iberdrola en Valladolid. TRIBUNA

El director Financiero y de Recursos, José Sainz Armada, ha agradecido su compromiso y dedicación a lo largo de todos estos años de trabajo bien hecho en la compañía.

El Hotel La Vega de Valladolid ha acogido en la mañana de este miércoles el tradicional encuentro que Iberdrola celebra cada año para rendir homenaje a los jubilados y a aquéllos que han cumplido 25 y 40 años de antigüedad en la empresa.

 

Este emotivo acto ha contado con 155 asistentes de Asturias, Ávila, Burgos, La Coruña, León, Lugo, Orense, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora a los que, el director Financiero y de Recursos, José Sainz Armada, ha agradecido su compromiso y dedicación a lo largo de todos estos años de trabajo bien hecho en la empresa y ha recordado que “entre todos hemos contribuido a construir el gran Grupo que es hoy Iberdrola, la mayor eléctrica europea por capitalización bursátil, líder en energías renovables, referente en gobierno corporativo y en implantar medidas de conciliación laboral y personal, modelo en las relaciones con inversores” y ha manifestado su orgullo de formar parte de ella.

 

Además, los homenajeados estuvieron acompañados por una nutrida representación de directivos de la empresa, entre los que se encontraban el  director de Recursos Humanos del Grupo, Ramón Castresana; el director de Recursos Humanos de España, Álvaro Murga; el director de Servicios Generales, Baldomero Navalón; el director de Generación Hidráulica, Javier Palacios; el director de Recursos Humanos del Negocio de Redes, José María Guerra; y el delegado de Iberdrola en Castilla y León, Joaquín Boneta.

 

Los agasajados han recibido un recuerdo por sus años dedicados a Iberdrola. Al personal activo que ha cumplido 25 años de antigüedad en 2015 se le ha entregado una carabela plateada, mientras que los trabajadores que en 2014 cumplieron 40 años en la compañía han recibido un reloj, al igual que los jubilados en 2014, a los que, además, se les ha obsequiado con un plato conmemorativo.