Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Iberdrola produjo un 1,8 por ciento más de energía eléctrica en 2014

Torre eléctrica

El Grupo Iberdrola ha producido un 1,8% más de energía eléctrica a lo largo de 2014, hasta 138.891 gigavatios hora (GWh), y ha distribuido 214.613 GWh, lo que supone prácticamente lo mismo que en el ejercicio anterior, con un descenso del 0,1%.

La potencia global instalada se ha incrementado un 0,2% en el ejercicio 2014, al pasar de 44.992 megavatios (MW) a 45.089 MW, según ha informado este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En España, Iberdrola ha logrado generar un 5,1% más que en 2013, hasta 61.052 GWh, mientras que ha distribuido un 1,1% menos, hasta 90.729 GWh.

Destacan los incrementos de la producción hidroeléctrica (+19,9%), nuclear (+6,7%) y mediante carbón (+5,3%), que han equilibrado la caída de los ciclos combinados (-30,4%), la cogeneración (-19,3%) y las energías renovables (-4,7%).

La capacidad instalada en España es algo inferior a la del ejercicio anterior, al pasar de 25.488 MW en 2013 a 25.283 MW en 2014.

Fuera de España, la producción se ha incrementado en Latinoamérica (+3,3%), mientras que ha caído en Reino Unido (-5,1%), Estados Unidos (-2,4%) y el resto del mundo (-18,3%).

En cuanto la energía distribuida, ha subido tanto en Latinoamérica (+3,4%) como en Estados Unidos (+0,4%), mientras que ha descendido en Reino Unido (-3,3%).

Iberdrola ha aumentado su potencia instalada en Reino Unido (+120 MW, hasta 6.462 MW), Estados Unidos (+147 MW, hasta 6.479 MW) y Latinoamérica (+35 MW, hasta 6.121 MW). En el resto del mundo, ha permanecido inamovible, con 744 MW.

En lo relativo a las emisiones de CO2, han disminuido tanto las del Grupo Iberdrola, de 224 gr./kWh a 212, como las de España, de 66 a 58. El 57% de la producción global de la compañía ha estado libre de emisiones, porcentaje que se ha elevado al 91% en el caso de España.

En términos de capacidad, los porcentajes libres de emisiones ascienden al 62% en el mundo y al 72% en España.