Iberdrola potencia su cuota fija de luz y gas apostando por el asesoramiento personalizado

Factura De Electricidad

Iberdrola ha decidido potenciar en España su cuota fija personalizada para sus clientes de luz, gas o ambos mediante el lanzamiento de una campaña en la que asesorará individualmente a cada consumidor interesado acerca de qué modalidad le resulta más ventajosa.

En una nota, Iberdrola explica que, mediante su contrato de Cuota Fija, los clientes de la compañía tendrán la posibilidad de pagar cada mes siempre la misma cantidad, si bien una vez al año se regulariza la situación en función del consumo real realizado.


Esta regularización, que no conllevará penalización alguna para los clientes, puede implicar una devolución en caso de que el consumo energético final haya sido menor al previsto inicialmente.

Como parte de esta modalidad, Iberdrola ha lanzado una campaña de asesoramiento individualizado para que los clientes no solo puedan elegir el día de pago de su factura de electricidad o gas, sino también ajustar con la mayor precisión posible la cuota que abonan a sus hábitos de consumo energético.

La empresa se compromete además a avisar con tiempo a los clientes de la necesidad de modificar su cuota en el caso de que compruebe que su consumo real se desvía significativamente del estimado a la hora de fijar dicho pago fijo.

El principal objetivo de esta iniciativa, explica la eléctrica, es evitar "los incrementos bruscos en las facturas derivados, fundamentalmente, de los picos de consumo energético en verano, por el uso creciente de equipos de aire acondicionado, e invierno, por la calefacción".

"En definitiva, se trata de que los clientes puedan planificar su gasto energético", explica, antes de indicar que los que hayan optado por el mercado liberalizado se benefician de unos precios de la energía que se mantienen fijos por un periodo de un año o de tres, a elección del propio cliente.

MÁS CLIENTES EN MERCADO LIBRE

Al cierre del tercer trimestre de 2014, Iberdrola contaba en España con 15,2 millones de contratos, el 2% más que en el mismo periodo del año anterior. De ellos, el 71%, más de 10,8 millones, estaba en el mercado libre, mientras que en el regulado quedaba el 29% restante, o unos 4,4 millones.

Esta iniciativa de Iberdrola se suma a la ya lanzada por Gas Natural Fenosa, que ha incluido en su cartera de productos para el mercado doméstico liberalizado las primeras tarifas planas de electricidad y gas, destinadas a "facilitar a los hogares un mejor control del gasto energético, con la tranquilidad de pagar lo mismo todos los meses".