Iberdrola eleva su previsión de beneficio bruto para 2014

Ignacio Sánchez Galán

Galán reclama una solución para pagos por capacidad. 

Iberdrola prevé obtener un beneficio bruto de explotación (Ebitda) superior a los 6.600 millones de euros a cierre de 2014, lo que, pese a implicar un recorte de hasta el 8% con respecto a los 7.205 millones del ejercicio anterior, supera las anteriores previsiones de la eléctrica.

 

Esta cifra ha sido ofrecida por el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, en una conferencia con analistas en la que ha aprovechado para reclamar una solución para los pagos por capacidad, que son los incentivos que reciben las centrales térmicas, especialmente de gas, por estar disponibles cuando lo requiera el sistema.

 

Estos pagos "se están implementando de forma global en Europa para evitar apagones" y son "una tendencia europea para avanzar en la seguridad de suministro", afirmó, antes de citar a Reino Unido y Francia como países que avanzan en esta dirección y de considerar que "por el momento no está claro qué se quiere hacer" en España.

 

El presidente de Iberdrola explicó además que la mejora en las previsiones de Ebitda responde a aspectos como los incrementos retributivos a las redes en Brasil, a una normalización en la actividad de generación con gas, a la nueva potencia en operación en renovables y al impacto positivo del cambio de divisas.

 

Esta mejora en las previsiones se suma a una capacidad de generar caja por valor de 3.998 millones hasta septiembre, frente a las inversiones de 1.965 millones. Con estos recursos, Iberdrola está "continuamente buscando oportunidades", sin perder de vista su apuesta por la "gestión y rotación de activos", señaló Galán.

 

La compañía tiene una deuda de 26.836 millones, pero de ese importe 1.571 millones corresponden a derechos de cobro del déficit de tarifa, de de los que espera titulizar 1.084 millones correspondientes a 2013 una vez el Gobierno haya publicado el nuevo real decreto sobre esta materia.

 

MENOR PREVISIÓN DE DEUDA

 

La eliminación de este déficit de tarifa y de otros 275 millones correspondientes al agujero eléctrico de 2014, que Iberdrola debe financiar de forma temporal durante el ejercicio, contribuyen a que la compañía haya mejorado además las perspectivas de endeudamiento ofrecidas en su plan para el periodo 2014-2016.

 

La compañía ha informado este miércoles de que su beneficio neto en los nueve primeros meses del año se situó en 1.831 millones, un 19,5% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido a los efectos negativos de los cambios regulatorios y fiscales en España.