Iberdrola destina 159 millones de euros al área de I+D+i en 2013

Se ha centrado en proyectos de eólica offshore, redes inteligentes, generación limpia y nuevas tecnologías y modelos de negocio.

Iberdrola ha invertido 159 millones de euros durante 2013 en el área de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), lo que supone un incremento del 10% respecto al ejercicio anterior. La Compañía ha destinado el grueso de dicha inversión al desarrollo de proyectos de eólica offshore, redes inteligentes, generación limpia y nuevas tecnologías y modelos de negocio.

 

Gracias a este firme compromiso con la vanguardia, la Empresa se ha convertido en un referente en este ámbito, al haber sido reconocida como la utility española más innovadora y la cuarta de Europa, según el ranking elaborado por la Comisión Europea.

 

La decidida apuesta de la Compañía por la I+D+i se ha visto reflejada también en el apoyo a emprendedores y empresas de base tecnológica a través del programa de capital riesgo Perseo, que cuenta con 70 millones de euros. Mediante esta iniciativa, IBERDROLA ha invertido ya más de 40 millones de euros desde 2008 en start-ups tecnológicas que aseguren la sostenibilidad del modelo energético en el futuro.

 

Durante el último año, la compañía ubicada en Silicon Valley Stem, que desarrolla soluciones para mejorar la eficiencia energética en instalaciones de clientes comerciales e industriales, y la española Arbórea Intellbird, centrada en la fabricación de vehículos aéreos no tripulados, se han incorporado al portfolio de participadas a través de Perseo.

 

 

En el área de las energías renovables, el Grupo ha puesto en marcha a lo largo del pasado año proyectos centrados en el ámbito de la eólica offshore, donde se ha situado como un referente mundial. Entre los más importantes cabe destacar Innpacto Emerge y Aqua Ventus, que abordan el desarrollo de plataformas flotantes en aguas profundas; Cenit Azimut y EERA Dtoc, para la optimización del desarrollo de parques eólicos marinos; la iniciativa Low Impact, encaminada a promover una nueva cimentación de gravedad para su instalación en profundidades intermedias, o el Offshore Wind Accelerator, un programa especial promovido por Carbon Trust en Reino Unido con el fin de dar soluciones que permitan la reducción de los costes y los riesgos asociados a esta técnica.

 

En el campo de las redes inteligentes, Iberdrola se ha volcado en la optimización de la red de distribución, con atención a la seguridad en el trabajo, los aspectos medioambientales, así como la mejora en la calidad del suministro. En Europa, la Empresa lidera los proyectos GRID4EU y iGREENGrid para el desarrollo de metodologías que permitan la integración de las energías renovables en las redes de distribución eléctrica.

 

En España, continúa con el proyecto STAR, que ya se ha desplegado en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid, País Vasco, Murcia, Navarra, La Rioja y la Comunidad Valenciana y que permitirá sustituir 10,3 millones de contadores tradicionales por los nuevos equipos inteligentes y adaptar unos 80.000 centros de transformación, a los que se les incorporarán capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

 

Por otro lado, los esfuerzos en el área de generación se han centrado en potenciar la flexibilidad y eficiencia operativa, el respeto por el medio ambiente y la mejora de la seguridad en las instalaciones. Así, el Grupo ha iniciado el trabajo GT-CONTROLFLEX, que persigue aumentar la flexibilidad operativa de los ciclos combinados y la iniciativa Rejas, de cara a aumentar el ciclo de vida de los equipos hidráulicos.

 

Todas estas acciones tratan de garantizar la eficiencia, sostenibilidad y competitividad de la Compañía con el objetivo de poder dar respuestas a las necesidades y retos del futuro. En este sentido, la Empresa cuenta con Iberdrola Servicios de Innovación para gestionar todas sus actividades de I+D+i en el seno del Grupo.