Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Iberaval y Secot facilitarán financiación privilegiada a emprendedores y microempresas

Los emprendedores y microempresas que cuenten con un proyecto empresarial viable y sean además beneficiaros de los servicios profesionales de cualquiera de los socios de la organización Seniors Españoles para la Cooperación Técnica (Secot) podrán beneficiarse a partir de ahora de una atención preferente por parte de Iberaval.

   

El director general de Iberaval, Pedro Pisonero, y el presidente de Secot en Valladolid, Tomás Fernández de Larrinoa, han firmado en este sentido un convenio de colaboración, que tendrá vigencia en Castilla y León, La Rioja y Madrid, y que incide en la necesidad de que las pequeñas empresas dispongan de mayores posibilidades para conseguir una financiación adecuada en plazo y coste.

 

Al mismo tiempo, se trata de consolidar la estrecha relación que mantienen Iberaval y Secot desde hace un año y que ya ha permitido formalizar 48 operaciones dando la oportunidad de poner en marcha los proyectos presentados por esta organización sin ánimo de lucro, según informaron fuentes de la sociedad de garantía recíproca.

 

Secot se compromete a asesorar a los emprendedores, en base a la experiencia profesional adquirida durante su trayectoria profesional, dando una respuesta eficaz a las necesidades de cada proyecto planteado sin contraprestación alguna. Por su parte, la SGR agilizará, los planes presentados por SECOT con preferencia en el análisis de los riesgos y ofrecerá condiciones privilegiadas de sus líneas de financiación adaptadas a la capacidad de cada emprendedor o microempresa que requiera su apoyo.

 

PRODUCTOS DISPONIBLES

 

Cada operación se estudiará de forma personalizada, si bien y en líneas generales los socios de Secot podrán proponer operaciones destinadas a realizar nuevas inversiones o a facilitar el circulante, con unos plazos de reembolso de hasta 15 años que permitirán mejorar la liquidez de sus negocios.

 

Con el objeto de reforzar sus lazos de colaboración, cada una de las entidades considera conveniente adquirir la condición de socio protector de la otra, reconociendo así la valía enriquecedora del voluntariado de Secot en el asesoramiento empresarial y la de Iberaval en su apoyo y promoción de la financiación en las nuevas empresas.