Iberaval aumenta préstamos a pymes en un 8%, hasta los 98 millones, frente a la caída del 25% del conjunto de las SGR

Begoña Hernández y José Rolando Álvarez
Los sectores que más operaciones formalizaron fueron comercio, industria y servicios, el 80% correspondiente a micropymes En 2013 se abrirá una nueva línea para internacionalización, dotada con 10 millones, y otra para el sector agroalimentario
Los sectores que más operaciones formalizaron fueron comercio, industria y servicios, el 80% correspondiente a micropymes

En 2013 se abrirá una nueva línea para internacionalización, dotada con 10 millones, y otra para el sector agroalimentario

VALLADOLID, 9 (EUROPA PRESS)

La sociedad de garantía recíproca (SGR) Iberaval ha aumentado en 2012 el número de préstamos financieros concedidos a pymes y a autónomos en un ocho por ciento, hasta alcanzar un importe total de 98 millones de euros, mientras que en el conjunto de este tipo de sociedades se produjo un descenso del 25 por ciento en dichas operaciones.

Así lo ha explicado su presidente, José Rolando Álvarez, quien ha comparecido este martes para presentar el informe de resultados correspondiente al pasado ejercicio, en el que el 80 por ciento de las operaciones formalizadas correspondieron a micropymes; es decir, empresas con menos de diez trabajadores, en tanto que los sectores donde más se realizaron fueron el comercio (28%), la industria (22%) y los servicios (20%).

En declaraciones recogidas por Europa Press, Álvarez ha subrayado que con las acciones acometidas en 2012 se ha contribuido "decisivamente" al sostenimiento de "más de 85.000 empleos" distribuidos en 5.400 empresas.

En cuanto al tipo de producto financiero más demandado por las pymes, la lista sigue encabezada por el préstamo para inversión, con un volúmen global formalizado de 52 millones de euros, seguido del circulante, dirigido a facilitar liquidez inmediata a las empresas, por un montante de 46 millones.

Según ha explicado su presidente, el programa "estrella" de Iberaval es, "una vez más", 'Ade Financia', con 49 millones de euros formalizados durante 2012 de la mano de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización de la Junta de Castilla y León, y del que se han beneficiados 520 pymes y autónomos con préstamos bonificados en sus tipos de interés y en condiciones preferentes, todo con el objetivo de atraer inversiones a la Comunidad por un valor superior a los 62 millones de euros.

En este sentido, José Rolando Álvarez ha recalcado que el coste de los préstamos para las pyme a través de Iberaval "no llega al 5 por ciento", mientras que productos de otros organismos de crédito como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) "se sitúa en el 8,8 por ciento".

Por el contrario, los préstamos de carácter técnico, que tradicionalmente se emplean para avalar a las pymes que acceden a concursos de obra pública, continuaron con su caída, hasta acumular un retroceso del 58 por ciento y quedarse en los 26,6 millones.

RIESGO VIVO

El riesgo vivo de Iberaval --el importe prestado a las pymes y autónomos pendiente de su devolución-- se situó a cierre del ejercicio en 544 millones de euros y representa el nueve por ciento del sector de las SGR en España, por lo que su presidente ha destacado el "peso" de esta sociedad en el conjunto nacional, superior al que tiene la economía castellanoleonesa en el total español.

En este 2012, se incorporaron 1.056 nuevos socios a Iberaval --la mitad de todas las que registraron las 23 SGR del país, con lo que ya suma 19.165 socios. A la luz de estos datos, Álvarez ha destacado la diferencia de resultaos de Iberaval con respecto al resto de sociedades del sector, a las que ha pedido una "reflexión" y un "replanteamiento" de su papel, pues en el resto de Europa éstas "han logrado multiplicarse por tres desde el inicio de la crisis". Así, ha apostado por la colaboración público-privada.

Por lo que se refiere al coeficiente de solvencia, éste se situó en el 13 por ciento, cinco puntos por encima de lo que exige el Banco de España, y un ratio de morosidad del 3,6, "muy por debajo de la media del sector financiero".

El importe medio de las operaciones formalizadas durante 2012 se sitúa en los 87.000 euros a ocho años, unas cifras "asumibles" que para el presidente de Iberaval obligan a "ayudar a las pymes", ya que "ellas son las que crean empleo y riqueza en España" y "sí devuelven sus préstamos".

OBJETIVOS PARA 20013

De cara a 2013, José Rolando Álvarez ha avanzado la apertura de dos líneas específicas para dinamizar la economía en un año "duro" que ha vaticinado como "peor que 2012", por lo que requiere "más esfuerzo". Así, Iberaval pondrá en marcha una vía de crédito para internacionalización, que estará dotada con 10 millones, y otra para el sector agroalimentario, cuyas cifras aún no se han concretado.

Asimismo, Iberaval prevé incrementar en un diez por ciento, hasta los 108 millones, los avales financieros concedidos a pymes y autónomos con el "respaldo" de la ADE, a través de capital social, de aportaciones a su Fondo de Provisiones Técnicas y de subvenciones a los programas de financiación, como el programa ADE Financia.

En este sentido, la viceconsejera de Política Económica, Empresa y Empleo, Begoña Hernández, ha subrayado el apoyo del Gobierno autonómico los emprendedores, para los que se ha habilitado una partida de 20 millones de euros.

Hernández, que ha acompañado a Álvarez en la presentación del informe, ha destacado los datos "muy positivos" de Iberaval en los "casi seis años" de crisis económica, "especialmente en el sector financiero", y ha elogiado la rapidez de respuesta de esta sociedad a las peticiones recibidas, en torno a 15 días, que, además, en un 85 por ciento obtuvieron una contestación afirmativa, como ha defendido su presidente.

Por último, la viceconsejera ha pedido ser "un poquito optimistas" de cara al futuro, ya que los cambios sufridos en la economía española permiten que se cree empleo "a partir de un crecimiento económico del uno o 1,5 por ciento", frente al dos por ciento de anteriores periodos.

En esto ha coincidido José Rolando Álvarez, quien ha pedido tener "fe en España" y ha augurado que en 2014 "se volverá a crear empleo". Álvarez también ha agradecido el "esfuerzo" de los empleados de Iberaval para conseguir estos resultados, así como a sus 113 socios protectores, entre los que se encuentran las nueve diputaciones provinciales castellanoleonesas y los gobiernos de Castilla y León y La Rioja, ya que es en estas dos comunidades donde opera.