Howard Webb, el árbitro de la final del Mundial por fin habla de la patada de De Jong a Xabi Alonso

Acción de la final del Mundial de 2010

El exárbitro inglés Howard Webb ha recogido en su libro autobiográfico 'The man in the middle' su perspectiva de la final del Mundial de Sudáfrica que él mismo dirigió, el enfrentamiento entre España y Holanda que se transformó en "una pesadilla" para él al comprobar su error en la entrada con los tacos en el pecho que realizó Nigel de Jong sobre Xabi Alonso.

 

"Sólo en el descanso me di cuenta de que la entrada de Nigel de Jong debió haber sido de tarjeta roja", explicó el inglés en un extracto de su obra, que se pondrá a la venta a partir de este jueves, publicado en NLTimes.

 

"Estaba increíblemente decepcionado. Pareció que me había olvidado de una cartulina roja en una final del Mundial. Fue una pesadilla. Mi corazón estaba todavía en la garganta cuando empezó la segunda parte. Incluso temí por mi carrera", relató Webb, consciente de que su error pudo cambiar el transcurso del partido por su fallo de apreciación.

 

Además, el árbitro reconoció que su punto de vista en la famosa jugada no era el idóneo. "Me coloqué detrás de Alonso, así que no vi cómo de duro fue golpeado. Me di cuenta que la infracción merecía tarjeta. Nadie del cuerpo arbitral me sugirió otra cosa mediante la conexión por radio", afirmó, dolido por haber tomado la decisión de mostrarle la amarilla al neerlandés.

 

Sin embargo, esta acción no acabó influyendo en el resultado definitivo, puesto que España terminó conquistando igualmente su primera copa del mundo gracias al gol de Andrés Iniesta en la prórroga que supuso el 0-1 final.